Tiempo de lectura: 7' 11'' No. de palabras: 1192

La clase sobre la historia del Escudo Nacional estaba prevista desde inicios de esta semana. La maestra Betsabé Panchi la programó para abordarla desde las ciencias sociales, naturales, matemáticas y lengua. El aula del quinto grado C de la Unidad Educativa Quitumbe, ubicada en el sur de Quito, estaba llena con sus 30 alumnos, que ­ participaron en la charla y solución de un rompecabezas del símbolo patrio pegado en el pizarrón con cinta adhesiva.

Desde hace dos años, paulatinamente la instrucción sobre este y los otros dos símbolos patrios (la Bandera y el Himno Nacional) dejó de dictarse en la materia de cívica. Esta asignatura desapareció del currículo del docente y se la estructuró como uno de los ejes transversales de la educación, tanto de básica como de bachillerato.

Pero es en este año que toma fuerza su enseñanza a través de todas las materias. Es decir, que la temática se aborda como 'formación para una ciudadanía democrática'. Se lo hace en lengua, matemáticas, ciencias sociales y naturales.

¿Qué se celebra el 31 de octubre?, pregunta la maestra Panchi, de espaldas a la pizarra.

Todas los pequeños del salón, que tiene mesas cafés de doble asiento, levantan la mano. "El Día del Escudo", responden en coro los niños de calentador azul.

En la parte posterior del aula de clases están colgados los trabajos sobre el Escudo que realizaron los alumnos durante esta semana.

Colorearon trocitos de papel higiénico de amarillo, azul y rojo y los pegaron en el dibujo. "El amarillo significa la riqueza, el oro", dice Diego, de 8 años, sentado en una de las bancas al final de la clase.

Lo que más les llama la atención del Escudo es el Chimborazo. La maestra les explica que se lo incluyó en este símbolo por su altura y porque de él nace el río Guayas.

¿Dónde queda este río?, consulta la docente, e inmediatamente levanta la mano de un brinco Jennifer: "en el Litoral o Costa". Pasa al pizarrón la pequeña, que lleva una trenza sostenida en la punta con un lazo blanco. Ahí encuentra la pieza del nevado y la coloca en su lugar dentro del rompecabezas.

A un costado de este juego están anotados con marcador negro los años en que Ecuador cambió de Escudo hasta llegar al actual.

Entre todos los pequeños calcularon los lapsos que permaneció cada uno de ellos, desde 1820, como un símbolo patrio.

Esta es una forma de aprender matemáticas. "El Escudo de Ecuador cambió siete veces hasta 1900", les cuenta Panchi. "Sumen los años en que el país tuvo otros escudos diferentes al actual".

Según Omar Muñoz, inspector de este plantel municipal, los métodos para enseñar este eje transversal son variados desde el 2011.

Cada docente -explica- debe analizar la manera de abordarlos en clase dentro de cada materia, como dictaminan los documentos del Ministerio de Educación.

Este Diario pidió que la Subsecretaría de Educación respondiera la forma de enseñanza que se estipula y su asociación con el "buen vivir". En esta dependencia se dijo que se prepara el material.

De acuerdo con la malla curricular del Ministerio, los ejes transversales son cinco: la protección del medioambiente; el cuidado de la salud y los hábitos de recreación de estudiantes, educación sexual, la interculturalidad y la formación de una ciudadanía democrática.

La Cartera de Estado realizó este cambio desde el 2010 hasta aplicarlo en el período lectivo 2011-2012, y desde allí se ha aplicado lentamente en cada institución educativa. En el documento 'La Actualización y Fortalecimiento Curricular de Educación General Básica', difundido a todos los docentes en el 2010, se recalca que el "buen vivir" es el principio rector de la transversalidad en el currículo. Es decir que está presente en la educación "como un hilo conductor" de estos ejes, que forman parte de la educación en valores.

Este aspecto fue abordado durante la clase. ¿Qué significa para ustedes el Escudo? Jessenia, en un extremo del salón, responde de pie: "Respeto". Lo anota en la ­pizarra, que también está llena de explicaciones sobre la flora y de dónde provienen las ramas que están en el símbolo.

Para la docente Ximena Torres, el desarrollo de la identidad ecuatoriana depende de cómo el maestro aplique sus tácticas en cada materia. "Es obligación del maestro ingeniarse cómo transmitir esos conocimientos". Por ejemplo, dice, hasta en geometría se puede inculcar el conocimiento del Escudo al dibujar los óvalos, "incluso los estudiantes se divierten más con métodos no tradicionales".

La clase concluye. Los pequeños de quinto grado han armado el rompecabezas y han identificado el significado de cada una de sus partes. La maestra les recuerda que esta es una fiesta nacional y que deben celebrarla cada 31 de octubre, practicando el respeto que sienten por el país.

  • Punto de vista


Jorge Moreno / Catedrático-PUCE

'No hacen falta largas clases'

Los símbolos patrios son una representación de la identidad nacional y por eso es muy importante conocer su significado, su historia. Es sencillo ver esto con ejemplos: cuando vemos una bandera con franjas azul, blanca y roja sabemos que se trata de Francia.

De esta manera asociamos nuestra identidad. Los símbolos tuvieron un proceso de construcción que nos remite a la historia, a saber quiénes somos, de dónde venimos. Es trascendental saber cómo se creó la Bandera o se produjo el Himno Nacional.

Esta es una necesidad de identidad como una nación, como un pueblo, como una cultura particular. Yo creo que incluso es una guía para cuando estamos fuera del país. Uno ve la Bandera, el Escudo o escucha el Himno y se siente identificado, nace el patriotismo.

Eso es precisamente lo que se debe tratar de inculcar en las aulas de clase. No hace falta que se den largas horas de historia, pienso que es el desafío de cada maestro saber cómo abordar estos temas y no olvidar que son ellos los encargados de enseñar el amor por la patria.

No creo que se deban hacer grandes esfuerzos por parte del docente ni del Ministerio, es cuestión de hacer reflexionar tanto al joven como al niño sobre la evolución de estos símbolos. Deben llenar esos vacíos y recordarles que estas celebraciones son hitos.

  • En las asignaturas

En matemáticas. Se puede abordar el tema en geometría, mientras se hace a los estudiantes trabajar formando óvalos.

En lengua. En el momento de dictar la historia o los valores se puede recordar a los chicos las reglas ortográficas.

En naturales. Se puede hablar sobre la flora dentro del Escudo y explicar a los alumnos de dónde provienen las plantas.

Sociales. Se pueden hablar de la historia como un cuento.

Califique
2
( votos)