Tiempo de lectura: 1' 5'' No. de palabras: 145

El argumento que esgrime el Primer Mandatario es la reciprocidad con ese país del Caribe, por los programas de salud que ha instrumentado en nuestro país y las becas que ha ofrecido a ecuatorianos.

Hasta ahora la idea era hacer un subasta inversa, un proceso en el que el Ministerio de Salud fijará un precio referencial para cada uno de los 615 medicamentos que desea adquirir, y las empresas que deseen participar deberán ofrecer un precio menor.

Francisco Ballén, subsecretario de Industrias y Productividad, explicó que las farmacéuticas nacionales tendrán un margen de preferencia del 38% . Es decir que, para ganar, la oferta de una empresa extranjera tendría que ser 38% menor a la de una local.

Ahora, tras la disposición del Gobierno, habrá una segunda ronda del proceso en la que se comprará directamente a las empresas de Cuba.

Califique
2
( votos)