Tiempo de lectura: 5' 46'' No. de palabras: 961

Definir a las especies emblemáticas de uno de los puntos más biodiversos del planeta resulta una tarea casi imposible para científicos y biólogos locales. Cinco expertos en estas áreas, que fueron consultados, no se arriesgan a enlistar cuáles son los representantes del Área Protegida más grande del país. Coinciden en que todas son importantes pero también defienden a algunas que creen que deberían tener más de atención.

Cuando los científicos descubren, describen e identifican una nueva especie, tienen el derecho a sugerir un nombre para bautizarla. La denominación científica se compone de dos palabras, por lo general en latín. Estas pueden hacer honor a personas, características del organismo o lugares donde se las halló.

Osteocephalus yasuní, comúnmente conocida como Rana de Casco del Yasuní, fue descubierta por primera vez en este Parque Nacional ubicado en la provincia de Orellana. Antes no había registro de ella.

Santiago Ron, experto en anfibios, dice que fue una de las primeras descritas del parque, en 1999, por eso podría ser una de las emblemáticas. Dice que no se puede afirmar que es originaria de ahí pero es necesario destacar que fue recolectada por primera vez en esta zona de la Amazonía ecuatoriana. "Yasuní es la localidad tipo, donde fue recolectada. Luego la identificaron en Perú pero mantuvo su nombre como emblema".

Otro animal que lleva como "apellido" el nombre del parque es el Lophostoma yasuní. En el 2004, René Fonseca y Miguel Pinto describieron a este murciélago y como tampoco había registro anterior en ninguna parte del mundo, lo bautizaron con el nombre del sitio.

Santiago Burneo, especialista en mamíferos, recuerda que los murciélagos son un grupo poco común de encontrar. Por eso destaca la importancia del hallazgo y la presencia de otros tipos de murciélago.

En total son dos anfibios, un mamífero, seis plantas, 20 insectos y un hongo que llevan en su nombre la palabra Yasuní.

imagen

El murciélago, además de llevar el nombre de su lugar de origen, forma parte de una lista de 43 especies endémicas que viven en los bosques húmedos de la ecorregión del Napo. Esta información fue divulgada en un estudio de la Biblioteca Pública de Ciencias (PLOS, por sus siglas en inglés). La investigación 'La importancia de la conservación global del Parque Nacional Yasuní en Ecuador' dice que hay 20 anfibios, 19 aves y cuatro mamíferos endémicos.

El estudio destaca que en Yasuní se han documentado cinco especies de plantas que no se han registrado en ninguna otra parte.

Kelly Swing, director de la Estación Tiputini de la USFQ, cree que las especies emblemáticas de Yasuní son las mismas que hay en el resto de la Amazonía. Lo que destaca es que es un sitio de concentración. "Se calcula que la décima parte de todas las especies existentes en la faz del planeta se encuentren ahí".

Swing recuerda que todavía hay otros animales que solo se han registrado en Yasuní, como el mono Seguinus tripartitus.

David Romo, también de la Estación Tiputini, asegura que en cuanto a plantas, es más difícil nombrar a una emblemática.

Sin embargo menciona a la Tiputinea foetida, que según él es tan rara, que la ciencia aceptó que tenga su propio género. "No hay evidencias de que haya en otros lugares pues es parásita y solo se ve la flor que emerge del tronco de los árboles a los que ha parasitado".

  • Un banco de información

¿Para qué más nos sirve el Yasuní?, se cuestiona Pablo Jarrín para argumentar que el parque tiene muchos más recursos que el petróleo. El profesor de la carrera de Biotecnología de la Universidad SEK cree que es importante también destacar las utilidades que se pueden obtener del Yasuní.

Como ejemplo, menciona al hongo endofítico -Pestalotiopsis microspora- que fue descubierto en el 2011 por un grupo de científicos extranjeros. Este microorganismo, recuerda, puede biodegradar poliuretano, un tipo de plástico altamente contaminante. "Ahí, existe un potencial enorme para la conservación y la industria y no se está aprovechando" .

Cree que más allá de los mamíferos y anfibios que suelen destacarse como emblemas, es necesario considerar a los microorganismos. "Hay unos que no son vistosos y no se toman en cuenta pero resultan más interesantes que especies grandes". Nombra también a la ayahuasca como una planta con propiedades medicinales de la que se podría obtener beneficios económicos.

Sobre esto, Ron recuerda que se descubrió una rana cuya piel tiene secreciones con efectos antibióticos y antifúngicos. Además menciona que hay investigaciones sobre el efecto contra células cancerígenas de un hongo del Yasuní.

"La importancia de la biodiversidad del Yasuní no es que sea única, es que hay un poquito de lo que hay en otras partes. Es como un banco donde los demás han hecho sus depósitos y sólo nosotros tenemos de todo y los demás solo algo de ese todo", concluye Romo.

  • El Parque Nacional

Hay varios bosques  tropicales bajos, como Yasuní, desde el sur de Guatemala hasta Brasil. Varias especies se repiten pero esta zona de Ecuador tiene características únicas.

Yasuní es una zona alta de energía por su ubicación. La cantidad de rayos de sol que llegan ayudan a tener una mejor vegetación.

A diferencia de otras  selvas del mundo, Yasuní está al pie de los Andes, donde confluyen varias corrientes.

Mire también: más noticias sobre el Yasuní

  • Vídeo

Yasuní, el rincón de mayor biodiversidad del mundo

El Parque Nacional está ubicado en la provincia de Orellana.

Califique
2
( votos)