Tiempo de lectura: 1' 37'' No. de palabras: 250

La autopsia practicada a un bebé que nació y falleció el sábado pasado en el Hospital Pablo Arturo Suárez, abre la duda de qué fue lo que terminó con la vida del menor.

El bebé nació a las 07:30 de aquel día y fue declarado muerto a las 11:30. Marisol, la madre del bebé, una campesina de 16 años de edad, permaneció con custodia policial. El agente que permaneció con ella contó hoy: “Cuando llegué, me indicaron que había un posible parricidio. Me puse en contacto con la enfermera y reporté a homicidios y a Medicina Legal. He seguido el procedimiento normal. Se sospechaba de la mamá, pues los médicos indicaban que parecía que la madre había matado al niño”, dijo el agente.

La sospecha es porque, se dijo, el bebé estaba acostado con la madre y ella lo habría aplastado con su brazo, asfixiándolo, inintencionalmente.

Sin embargo, el informe de la autopsia reveló un asunto muy diferente. El bebé murió por un trauma craneoencefálico y una hemorragia cerebral. En otras palabras, el bebé recibió un fuerte golpe en la cabeza.

Marisol contó a su familia que el bebé nació bien, pero que se le llevaron las enfermeras y luego se lo devolvieron moradito.

La dirección el Hospital Pablo Arturo Suárez dijo que se deberá investigar el caso. Más detalles de este caso los podrá conocer en la edición de Últimas Noticias de mañana miércoles.

Califique
2
( votos)