Tiempo de lectura: 1' 37'' No. de palabras: 255

A Mauro Falconí le tomó por sorpresa su destitución. Esta mañana le llegó una notificación en la que se le informó que a partir de hoy ya no será el director del hospital Gustavo Domínguez de Santo Domingo.

Falconí aseguró que no recibió el apoyo de la Dirección de Salud ni del Ministerio y que la decisión de su salida se debe a que no quiso reintegrar a funcionarios que fueron despedidos del hospital el año anterior. “Soy un obstáculo para que regresen las personas antiguas que fueron destituidas por el Presidente de la República porque detenían el desarrollo integral de hospital”.

El ex director se refiere a los funcionarios que fueron despedidos tras una denuncia que hizo el ex defensor del Pueblo, Clay Cabrera, en abril del año anterior. En esta constaban las fotografías de niños recién nacidos que eran atendidos en tinas plásticas y cartones. Las autoridades fueron removidas y el hospital fue incluido en la declaratoria de Emergencia en Salud del Gobierno.

En el departamento de comunicación de la Dirección de Salud de Santo Domingo, aseguraron que Kattya Tinizaray, directora, no se pronunciará sobre el tema, hoy. Supuestamente tiene una agenda apretada, pero por medio de un boletín de prensa se oficializará al nuevo director del hospital Gustavo Domínguez, Carlos Troya.

Falconí fue posesionado por el anterior director de Salud, Patricio Reyes, quien también fue cesado de sus funciones el 11 de mayo.

Califique
2
( votos)