Tiempo de lectura: 4' 30'' No. de palabras: 698

En sus tradicionales mochilas azules, los visitadores del Servicio Nacional de Control de Enfermedades Transmitidas por Vectores Artrópodos (Snem) ya no cargan kilos de abate. Tampoco la cuchara para la dosis exacta.

En reemplazo portan decenas de pequeños frascos, en presentaciones de 30 mililitros. Desde noviembre pasado, los brigadistas recorren la parroquia Tarqui, en el noroeste de Guayaquil.

En esa zona, solo en la última semana de diciembre, repartieron 2 104 frascos de Bactivec, el biolarvicida que el Gobierno compró a Cuba por un convenio de USD 75 millones para combatir al dengue en esta etapa invernal.

En sus charlas con los vecinos del sector Pancho Jácome, los trabajadores del Snem cambiaron su metodología. Ya no llegan cada dos meses, ahora visitan las viviendas al menos una vez por semana. Este biolarvicida, compuesto por un bacilo que destruye a las larvas del mosquito Aedes aegypti, debe aplicarse cada 15 días -dos gotas por cada litro de agua-.

A eso se suma un ingrediente adicional, quizá el más importante: la participación comunitaria, tal como destaca uno de los 49 técnicos cubanos que llegaron para promocionar el producto de la empresa estatal cubana Labiofam.

“Con este producto se va a capacitar a la gente. El visitador va a detectar con el morador las aguas que no son útiles, en tachos, floreros, limpiar las llantas donde están larvas”, dice uno de ellos. Pero no dar nombres. Su acento caribeño suena familiar en los callejones lodosos de la Pancho Jácome. Éricka Cabrera no duda en abrir la puerta al visitador del Snem, Jimmy Romero. “Él nos ha enseñado a identificar las larvas, sacó las que teníamos en unas llantas que botamos”.

Los cubanos aseguran que el Bactivec ha sido usado con éxito en América. “En Cuba puede haber casos, pero a niveles mínimos que no constituyen riesgo”, dicen.

En los informes sobre el dengue de la Organización Panamericana de la Salud, Cuba casi no reporta sus casos. La estadística del 2002 reveló que 3 011 personas tuvieron la enfermedad. En el 2007 reportaron 27 y de los años siguientes no hay registros.

No obstante, en el 2012 hubo focos en 98 de 169 municipios lo que obligó a movilizar un “ejército de activistas” contra el virus, según un reporte de agosto del Ministerio de Salud cubano. 15 municipios registraron una “situación más crítica”, pero tampoco hubo cifras.

En septiembre del 2012 Labiofam tuvo un congreso internacional. El periódico oficial Granma reportó que a pesar del aporte de Bactivec “en Cuba solo ha sido empleado en determinadas ocasiones y lugares puntuales”. Y que no está incluido en el programa de lucha contra el Aedes aegypti, en lo que se sigue usando productos químicos . “No es que no vamos a tener dengue, pero no va a haber epidemia”, asegura Efraín Beltrán, director del Snem.


Obreros del Snem reclaman

Unos USD 6 400 por trabajador es, en promedio, el monto que el Snem debe cancelar por concepto de retroactivo a 656 empleados fijos de la institución. “Tenemos el papel del ejecútese pero aún no nos pagan”, dijo un visitador que prefirió no dar su nombre. El pedido lo realizan desde el 2011.

En su mayoría son brigadistas de fumigación y visitadores. Al contar con un contrato estable, sus sueldos pasaron de USD 360 a 518, como establece la Ley Orgánica de Servicio Público (Losep).

El director del Snem, Efraín Beltrán, aseguró que el pedido está en trámite. “El 27 de diciembre hubo una reunión en Quito con el asesor jurídico de la Ministra (Carina Vance). Revisamos los papeles y se pidió otros que se adjuntaran”. Según el Director, el retroactivo (de 22 meses) se pagará en febrero.

El reclamo se reaviva tras la llegada de 80 cubanos para laborar, por dos años, en la campaña de prevención del dengue en el país.

Con la nueva estrategia de combate al Aedes aegypti, el Snem espera contratar, solo para Guayaquil, a 800 visitadores. Ellos recibirán talleres desde el 19 de enero. De preferencia el Snem contratará a personas que vivan en las zonas de fumigación y control vectorial.

Califique
2
( votos)