Tiempo de lectura: 2' 42'' No. de palabras: 439

Desde las 08:00 de hoy, decenas de bachilleres acuden a las oficinas de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), ubicadas en Pichincha y 9 de Octubre, en el centro de Guayaquil.

Desde el ingreso, el sitio luce copado por jóvenes y padres que buscan información sobre el proceso de ingreso a las universidades que fueron parte del plan piloto del Sistema Nacional de Nivelación y Admisión.

En el auditorio de la entidad, Ernesto Nieto, asesor de la Senescyt, dio una charla de unos 10 minutos y luego respondió las múltiples inquietudes: cómo cambiar de carrera, qué hacer en caso de no alcanzar un cupo, cuándo serán las nuevas pruebas…

Melany García escuchó atenta. La joven escogió Ingeniería Comercial en la Universidad de Guayaquil. Su puntaje en la prueba del SNNA fue de 533. “Puse más opciones, CPA y Periodismo, pero no alcancé ningún cupo. Me siento mal porque soy buena estudiante, me gradué con 19,10 en el colegio”.

Nieto explicó que la asignación de los cupos se hizo según el puntaje alcanzado. Quienes sacaron menos de 550, que equivale a 27 aciertos, tendrán que dar una nueva prueba de aptitud.

La más próxima es el 28 de abril, que será una convocatoria nacional para el régimen Sierra. En este proceso se integrarán en el SNNA todas las universidades públicas, todas las cofinanciadas y las autofinanciada. “En el caso de Guayaquil estarán universidades como la Católica, la UEES, la Ecotec… Habrá más opciones”, dijo Nieto.

Las ocho universidades cofinanciadas por el Estado reciben USD 85 millones. Ese monto será destinado para las becas que son parte del sistema de admisión.

No obstante, los postulantes que quieran reforzar sus conocimientos podrán asistir a una nivelación general. Este curso, que será gratuito, apunta al desarrollo de aptitudes y conocimientos específico. El Estado invertirá USD 200 por cada estudiante.

El subsecretario de Educación Superior, Augusto Espinosa, explica que luego de este taller de seis meses los aspirantes podrán de acceder a alguna de las carreras cuyos cupos quedaron disponibles en el plan piloto (7 101).

Otra opción es inscribirse en una carrera técnica o tecnológica en alguno de los institutos de educación superior avalados por la Senescyt. Según estudios de la Secretaría, en el país hacen falta unos 10 000 profesionales tecnólogos en las áreas de medicina, telecomunicaciones y petroquímica.

También podrán dar otra prueba de aptitudes. En noviembre se abrirá la convocatoria para la región Costa.

Califique
2
( votos)