Tiempo de lectura: 5' 42'' No. de palabras: 947

Se pone nerviosa, ríe constantemente y balbucea "el escudo nacional representa..." Luego de varios intentos, Kelly Quezada, de 8 años, se relaja y responde: "el Escudo Nacional es un símbolo patrio que representa la historia el Ecuador. Su libertad y el progreso". Sin embargo, más fácil se le hace contestar que el Día del Escudo se celebra cada 31 de Octubre.

La estudiante de la escuela Jim Elliot, ubicada al sur de Quito, cuenta que cada año en su establecimiento, el alumnando y los docentes dejan de lado Halloween para recordar que el 31 de de Octubre de 1900 el Escudo de Armas del Ecuador fue adoptado oficialmente.

  • Vídeo

Día del Escudo

El Colegio Amazonas, en el sur de Quito, conmemoró el 31 de Octubre, Día del Escudo

El Escudo no solo es un símbolo patrio como lo es para  Kelly , sino también ha sido un motivo de investigación y polémicas.

En 2008 la cineasta Tania Hermina, asambleísta constituyente de Alianza País en ese entonces, propuso un consenso sobre la vigencia de los símbolos patrios y la "necesidad de reinventarlos".

La propuesta finalmente no se trató en el pleno de la Asamblea Constituyente. Hermida afirma que la desinformación que emitieron algunos medios de comunicación sobre la realidad del proyecto dificultaron un debate ciudadano sobre el tema.

"Lo presentado en rueda de prensa fue una propuesta de un artículo constitucional que abría la posibilidad del debate sobre la vigencia de los contenidos de los símbolos patrios. En su lugar se presentó en los medios como la de una propuesta para cambiar el escudo, el himno y la bandera", añade.

Los ejemplos de la wipala, la concha spondylus, las haces consulares en el escudo ... fueron mal interpretadas, sostiene la cineasta.

Cadenas de correos electrónicos con dibujos de los posibles diseños del nuevo escudo circulaban en la red, caricaturas en los diarios del país, entrevistas en los medios y encuestas ciudadanas fueron muestras del conmoción nacional que trajo esta propuesta.

"La creatividad ciudadana es infinita y lo que vimos es ciertamente asombroso: todo tipo de escudos, himnos y banderas con cuyes, balones de fútbol, galápagos, hortigas, conchas, volcanes en erupción, pozos petroleros, sombreros, Cholitos, Jefferson Pérez; todo lo cual no hace sino confirmar que los símbolos patrios no son un tema banal, como algunos sectores lo quisieron mostrar,  sino un tema que nos importa”, dice.

Caricatura de Pancho Cajas


La cineasta no ha sido la única que ha puesto su interés en el escudo nacional. 

En 2003. el Congreso con asesoría de la Cancillería decidió hacer unos ajustes al diseño vigente desde 1900.

Estos cambios, para el historiador Eduardo Estrada significaron un error. Su principal observación tiene que ver con el buque a vapor.

Estrada sostiene que el buque que aparece en la mayoría de escudos no tiene el diseño del primer vapor Guayas,  sino de un buque con el cual se lo confundió debido a una fotografía mal identificada.

“El vapor tampoco debe ser dibujado con su casco de colores amarillo azul y rojo, pues su color era negro y su fondo verde por el cobre que recubría la madera. Ningún buque fue jamás pintado de los colores de la bandera, como han pretendido hacerlo con el vapor en el escudo”, asegura.


Cortesía de Eduardo Estrada

Algunas descripciones del vapor dicen que fue el primer buque que surcó ríos sudamericanos, dando a entender que surcó los de otros países, lo cual es incorrecto, manifiesta el historiador, puesto que los únicos ríos que atravesó este vapor fueron el Guayas, el Daule y el actual Babahoyo, antes el Río Grande, todos en el Ecuador. Este era un vapor fluvial y no estaba diseñado para el mar.

Estos errores fueron identificados tardíamente y posteriormente no fueron corregidos en el Legislativo.

“El Congreso entró en un trajín político (inicio del gobierno de Lucio Gutiérrez, luego de a caída de Jamil Mahuad) por eso no  se volvió a discutir el tema. La  Academia Marítima y Fluvial hizo el pedido de rectificación del vapor pero nunca fue puesto en discusión”.

A Estrada le apasiona la heráldica (estudio de los escudos), sin embargo nunca había escuchado una versión tan sui gèneris del diseño del escudo ecuatoriano como la del lingüista Manuel Palacios.

Èl está  investigando una posible influencia sumeria o hinduistas en el diseño del escudo ecuatoriano.

En 1980 se realizó el traspaso del Museo Carlos Crespi al Banco Central que contenían 5 000 piezas de la Colección Arqueológica, 1 187 obras de la Colección Pictórica, 132 objetos de la Colección Escultórica y 2 66piezas de la Colección Etnográfica.

“En una de las piezas de esta colección aparece un ser, una persona que esta con vestimenta de tipo hinduista o sumeria y en la parte de atrás se vislumbra algunos de los elementos del escudo del  Ecuador”, señala.

Cortesía de Manuel Palacios

La reflexión de Palacios es que por a posición del cóndor, el óvalo, los haces consulares, las ramas de laurel y olivo “nos damos cuenta, de que este ser estaría frente al escudo, lo cual indicaría un regreso a su territorio. Tal vez una alegoría... sino una profecía... o una visión del futuro”, expresa.

Sin embargo, las piezas polémicas como la del escudo y otras de oro con motivos sumerios y babilónicos que podrían sugerir un intercambio transoceánico precolombino, desparecieron. Aparentemente nadie sabe lo que pasó.


Califique
2
( votos)