Tiempo de lectura: 1' 47'' No. de palabras: 281

El caso de la niña Nayely N. (7 años) ocurrido el pasado lunes, en el Hospital de Niños Baca Ortiz, de Quito, sigue generando reacciones. Ayer, durante la cadena sabatina, el presidente de la República, Rafael Correa, reveló que él le solicitó a David Chiriboga su renuncia como Ministro de Salud.

“Es mi amigo, pero me vi en la obligación de pedirle la renuncia”, detalló el Primer Mandatario, quien también exigió las salidas de la directora, gerente y directora financiera de esa casa de salud. Esas responsabilidades estarán a cargo de la ministra de Salud encargada, Carina Vance.

Correa también indicó que se iniciará una intensa investigación, a cargo de la Fiscalía, sobre el accidente de Nayely, quien se cayó desde el cuarto piso por el ducto de un ascensor dañado, el día en que fue dada de alta.

Este Diario procuró conocer el estado de la menor, pero Laura Salazar, abogada de la familia, indicó que los padres de la niña no rendirán nuevas declaraciones hasta este lunes. “Están cansados, fue una semana muy estresante y quieren oxigenarse”, justificó la jurista. Mientras que sobre el pedido del Presidente de remover a las autoridades del Baca Ortiz, opinó que “es lo mínimo que podía hacer el Gobierno”.

Correa también se refirió a la asignación de recursos que se hizo a esa casa de salud a través del decreto de emergencia sanitaria y que el Ministerio de Salud no pudo ejecutar. Lamentó que la lentitud de la burocracia se haya convertido en un obstáculo. Y cuestionó el estado de ese centro hospitalario.

Califique
2
( votos)