Tiempo de lectura: 1' 52'' No. de palabras: 285

El presidente Rafael Correa visitó esta mañana el hospital Eugenio Espejo, en compañía de los ministros de Salud e Inclusión Social, David Chiriboga y Janeth Sánchez, respectivamente.

La visita empezó por el área de emergencia, donde se realizan obra de ampliación de las instalaciones y a continuación pasó al edificio del antiguo hospital.

El edificio de 5 000 metros de edificación, que acoge un centro de convenciones, un museo, una biblioteca y de manera temporal a la Misión Manuela Espejo, fue la diana de sus reclamos.

“Cómo es posible que existan estos lugares como museos y centros de convenciones, en lugar de colocar camas hospitalarias”, dijo el mandatario a los ministros que le seguían en el recorrido. “Me piden como USD 400 millones para nuevos hospitales y miren aquí un centro de convenciones sin utilizar. Algo está fallando aquí”.

El gerente del hospital, Víctor Hugo Sevilla, dijo a este periódico que el llamado de atención es un desafío para seguir adelante, pero aseguró que la administración del edificio del antiguo hospital le corresponde al Municipio de Quito, que a través del ex Fonsal recuperó la edificación tras el incendio de 2004.

Rosa Elena Coloma, gerente de la empresa municipal Quito Turismo, dice que  el presidente estuvo mal informado. Si bien el Municipio administra el centro de convenciones, por un contrato de comodato firmado en 2004, por 99 años, la parte frontal fue devuelta al Ministerio de Salud en noviembre del año pasado.

Al margen de esta polémica y ante del reclamo del mandatario, los trabajadores del Eugenio Espejo habilitaron una sala de espera para la gente que estaba en emergencias.

Califique
2
( votos)