Tiempo de lectura: 3' 10'' No. de palabras: 512

El caso Gastromed ha dado un giro tras la declaración de Jorge Salazar Sánchez, instrumentista que asistió al equipo de cirujanos. El testimonio de esta persona, recogido en la Fiscalía el pasado 3 de junio, señala que Sonia García entró al quirófano alrededor de las 05:30 del pasado 21 de mayo y no a las 09:00, como estaba planificado.

El instrumentista también revela otro dato inquietante: que el abordaje para la cirugía se hizo a las 06:00, y sin la presencia del jefe del equipo, Máximo Torres. Según esta declaración, habría sido Juan Pablo Torres, familiar del cirujano principal, el que preparó a la paciente e introdujo en su cuerpo los implementos (trocares) para la operación laparoscópica.

Esto fortalece la sospecha que tenían los familiares de la fallecida sobre la hora del accidente. La duda partía del informe forense que señalaba que el fallecimiento se produjo entre las 06:00 y las 12:00. Juan Ortiz, esposo de la víctima, mantiene que la muerte se produjo mucho antes de que la recepcionista de Gastromed se comunicara con él (la llamada fue hecha alrededor de las 13:00 del 21 de mayo) y que los médicos no le dijeron la verdad.

El abogado de la familia de Sonia García, Tito Yépez, ha solicitado a la Fiscalía que se confirme el momento exacto en el cual el personal de Gastromed requirió insumos médicos y pintas de sangre para reanimar a la paciente.

Ayer, en la Fiscalía, se esperaba que los tres cirujanos involucrados en el caso (que tienen orden de prisión) aportaran su versión, pero ninguno compareció. Fue la segunda negativa de Juan Pablo Torres Aguirre y Alex Omar Vasco Sánchez y la tercera de Máximo Torres Guaicha.

Yépez explicó que en el caso de Máximo Torres solamente queda solicitar a la Fiscalía que ordene su captura inmediata, pues no se ha acercado a declarar voluntariamente. Y en el caso de los otros dos médicos, serán citados una vez más.

La única que apareció ayer en la Fiscalía fue Lidia Camacho, médica general de la Clínica Internacional, que firmó el certificado presentado por Juan Pablo Torres para justificar su ausencia del 21 de junio. El certificado da reposo para el médico del 18 al 25 de junio del 2012. Camacho, sin embargo, se acogió al silencio y no explicó qué enfermedad padecía Torres.

Datos del caso

La fallecida  Sonia García iba a hacerse una cirugía de manga gástrica el pasado 21 de mayo, pero en el abordaje sufrió la perforación de su aorta y murió.

El esposo de   la fallecida ha puesto la denuncia por homicidio inintencional y está reuniendo pruebas para demostrar que hubo un error médico y que los galenos abandonaron el cuerpo en la sala de operaciones.

Hay orden de prisión  para cinco  miembros del equipo médico:  tres cirujanos, un ayudante de quirófano y el anestesista.

Califique
2
( votos)