Tiempo de lectura: 2' 59'' No. de palabras: 489

Un estudio promovido en Francia, que combina por primera vez los factores de riesgo de sobrepeso desde el nacimiento, ha alcanzado una fórmula para predecir la obesidad infantil y combatirla, informaron ayer los investigadores.

El estudio fue realizado por el CNRS (Centro Nacional de la Investigación Científica) francés, la Universidad de Lille y el Instituto Pasteur, en un equipo internacional coordinado por Philippe Froguel, del laboratorio Genómico y de enfermedades metabólicas.

Este equipo analizó una muestra de 4 000 niños finlandeses nacidos en 1986, quienes fueron estudiados desde su nacimiento hasta la adolescencia (16 años), y se complementó con otra de 1 500 niños italianos y 1 000 estadounidenses, mejorando así la eficacia de la fórmula con la incorporación de características socio-culturales de cada población.

Gracias a este seguimiento de los menores se pudo determinar la ecuación, que analiza “de manera combinada por primera vez” los factores de riesgo de obesidad infantil, dijeron los científicos.

Esos factores son el índice de masa corporal de los progenitores antes del embarazo, el peso de la madre durante la gestación, el del recién nacido, la profesión de las madres fumadoras durante la gestación y el número de hijos de la familia.

Las conclusiones del estudio fin- landés revelaron que un 80% de las familias de la muestra presentaban un mayor riesgo de obesidad infantil, mientras que el 25% de ellas pudieron enmendarla a tiempo gracias a la predicción facilitada por la fórmula.

Los científicos hicieron especial hincapié en este asunto, ya que la obesidad en los niños comienza a menudo muy pronto, antes de los 5 años, y “una vez instalada es difícilmente curable”, por lo que “la prevención es la mejor estrategia para luchar contra esta epidemia y debe ser lo más temprana posible”.

En el caso europeo, la obesidad infantil afecta a entre el 10 y el 25% de los niños, y parece ser causada por un crecimiento extremo en los primeros meses de vida.

En América, México figura como uno de los mayores consumidores de gaseosas (163 litros por persona) y también con más cantidad de obesos.

Para el Fondo de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la obesidad es un asunto de políticas públicas.

El papel de los genes

El estudio reveló   que, en contra de lo que se creía hasta ahora, el factor genético no merece formar parte de la ecuación debido a su rol menor en la predicción de la obesidad común.

Se  señaló  que un 5 % de los casos de obesidad severa en los niños se debe a mutaciones genéticas, entre otras anomalías.

Las causas de la diabetes  tipo 2 en los jóvenes son con frecuencia la falta de movimiento y la obesidad, según la ciencia.

Califique
2
( votos)