Tiempo de lectura: 2' 39'' No. de palabras: 425

Grupos activistas de mujeres están satisfechos de haber logrado que el Gobierno del Ecuador se haya decidido a cerrar clínicas clandestinas que utilizaban la tortura para "curar" a las lesbianas, reporta la cadena informativa de los EE.UU. Msnbc en su portal electrónico.

Este tema ha llamado la atención a varios medios estadounidenses que han dado cobertura al tema.

Fundación Causana, Taller de Comunicación Mujer y Artikulación Esporádika, unidas en una coalición de mujeres activistas, iniciaron una campaña online en el portal Change.org luego de haber trabajado con mujeres que aseguran haberse fugado de lo que llaman "clínicas de torturas". Muchas de las mujeres que dicen haber sido sometidas a abuso sicológico y físico, lo que incluye amenazas verbales,días enteros sin comida, abuso sexual y tortura física que supuestamente las vuelven heterosexuales, anota Msnbc.

En la petición online en Change.org, Fundación Causana dice que luego de 10 años de pedidos, "el Ecuador, a través del Ministerio de la Salud, se ha comprometido con organizaciones civiles y la sociedad en general y deconstruir la creencia de que la homosexualidad es una enfermedad y eliminar el uso de la tortura en estas clínicas. Agradecemos a todos los hombres y las mujeres que firman nuestro pedido. Ha sido muy importante tener este apoyo para comenzar a cambiar esta realidad", dice Causana en Change.org

El Washington Post también se ha hecho eco del tema al publicar una nota de AP.  Dice la noticia de que el Ecuador investigará y actuará en contra de cualquier clínica a la que se le encuentre tratando de forzar a los homosexuales cambiar su orientación sexual.

La nota dice que la recientemente nombrada ministra de Salud, Carina Vance, quien estudió en la Universidad de California y que ha defendido públicamente los derechos de los homosexuales, está contratando a una persona que se dedicará exclusivamente al tema.

Paola Concha le dijo a AP que su familia la envió a una de estas clínicas en el 2006 para que se "cure de la homosexualidad".

"Recibí agresiones físicas y verbales durante los 18 meses que esuve internada en uno de esos centros", dijo. "casi todos los días me golpeaban, y muchas veces fui atada a un tubo".

Concha dijo que la clínica en la que estuvo luego fue clausurada y agregó que muchas otras mujeres que estuvieron con ella tienen miedo de hacer estas denuncias públicas.

Califique
2
( votos)