Tiempo de lectura: 2' 36'' No. de palabras: 379

A diferencia de Azuay, en Cañar, con la aplicación del sistema de referencia y contrarreferencia ya se están descongestionando los hospitales.

El pasado 6 de este mes, el Hospital Luis Fernando Martínez (cantón Cañar) estaba casi vacío. Allí laboran ocho especialistas en pediatría, medicina interna, cirugía y gineco-obstetricia. Además, un anestesiólogo y un devengante de beca en medicina general.

Según Marco Ochoa, director del hospital, hasta agosto pasado los ocho especialistas atendían 220 pacientes al día y ahora 40. Afuera de ese hospital atiende una unidad móvil de triage.

El médico Edmundo Garate, antes atendía 13 pacientes durante dos horas y ahora uno. “Ahora nos han espantando a la clientela”, dijo entre bromas, mientras regresaba a ver los pasillos vacíos.

En cambio, los centros y subcentros de salud reciben más pacientes, pero no están congestionados. En el Centro de Salud Cañar laboran seis médicos generales (dos de planta, dos contratados y dos rurales). Pero el pasado 6, solo atendió el médico rural Pablo Encalada. Dos hacían visitas médicas domiciliarias, uno atendía en un dispensario municipal y otro acompañaba al jefe del área a una reunión, dijo Graciela Alvarado, subjefe del Centro.

Por eso, Martha Romero, de 42 años, no consiguió turnos para ella ni su hija. Ella quería practicarse un papanicolaou y su niña padecía de alergia gripal. Le dijeron que no habían médicos y que regrese en la tarde.

Romero pidió permiso en su trabajo y no podía regresar. En cambio, Verónica Solórzano, llegó desde el vecino cantón de El Tambo a vacunar a su hija de cuatro meses. Le dijeron que la vacuna se terminó y que regrese la siguiente semana.

Según Graciela Alvarado, médico, ahora transfiere a los pacientes que necesitan a especialistas. Ese día, de los 26 pacientes atendidos en cuatro horas, solo cuatro fueron transferidos a una casa de salud de mayor nivel (especialidad). Ese día fueron atendidos Lorena Quishpilema y Carlos Lema, de la comunidad de Quilloac. No fueron transferidos porque padecían problemas gripales, que fueron tratados en el centro, ubicado en el centro de Cañar.

Califique
2
( votos)