Tiempo de lectura: 2' 36'' No. de palabras: 395

Cerca de 900 afiliados al Seguro Social Campesino de 33 dispensarios médicos de Esmeraldas, marcharon ayer por las principales calles de la capital. Ellos reclamaron mejor atención médica, debido a que, a través del ‘call center’, no puede acceder a una cita médica en la ciudad.

La marcha pacífica se concentró en los bajos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), centro de la ciudad. 15 miembros del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) resguardaron las instalaciones de esas dependencias. Una bandera de color rojo de la Federación Única de Afiliados al Seguro Social Campesino (Feunassc), cubría la calle 10 de Agosto (centro de la ciudad), cerrada al tránsito vehicular por 30 minutos. Los campesinos afiliados exigen la instalación de una ventanilla personalizada para atender a los afiliados.

Según explican, con la actual no reciben un buen servicio en el pago de viudez y orfandad. También exigen la reforma a la transitoria segunda de la resolución 353. Esto es que se otorgue la calidad de jefe, a las esposas de los jefes de familia, inscritos al Seguro, dice Víctor Ríos, presidente de la organización en Esmeraldas.

Según el dirigente, la citada resolución dejará fuera a 25 000 familias. En Esmeraldas, aunque no hay un dato oficial, 3 000 se quedarían fuera. En la provincial existen 40 000 afiliados.

Según la resolución 353, en el lapso de seis meses, 25 000 familias deben salir del seguro campesino porque ese número de jefes estarían ejerciendo un trabajo público o privado, eso les quitaría los beneficios. Rafael Lemos, director provincial del IESS, explicó que las reformas y los pedidos de los afiliados serán tratados, pero la respuesta la tienen los miembros del Consejo Directivo del IESS, que realiza un análisis técnico.

El presidente provincial de la Unión Provincial de Organizaciones Campesinas, Elmer Robledo, advierte que de no haber una respuesta a lo planteado, se tomarán medidas, que van desde el cierre de vías.

“Los planteamientos nacen de la necesidad de nosotros los campesinos”, dice Robledo. Un alto porcentaje de comunidades rurales de Esmeraldas no tiene acceso a líneas telefónicas.

Esa es una limitante para que los afiliados reserven una cita médica para determinados especialistas. A falta de tecnologías, se les dificulta a los afiliados recibir el servicio, explica Robledo.

Califique
2
( votos)