Tiempo de lectura: 1' 18'' No. de palabras: 207

El Hospital Baca Ortiz ha operado este día sin elevadores. El único que hacía los viajes de ida y vuelta entre los seis pisos del pediátrico dejó de funcionar la noche del lunes pasado y hasta esta tarde no ha sido arreglado.

Tras el accidente de Nayeli Naranjo, la niña que el 6 de enero cayó por el ducto del ascensor, quedó al descubierto que ninguno de los elevadores del hospital (tres camilleros y dos de deshechos) estaba en buen estado.

El Ministerio de Salud anunció en ese entonces el reemplazo total de los ascensores que tenían más de 20 años de funcionamiento, pero hasta la fecha no ha pasado nada.

Diego Toaquiza, padre de un paciente que fue intervenido esta mañana, denunció que su hijo fue transportado en brazos tras la cirugía. El resto de pacientes que salían del centro quirúrgico ubicado en el segundo piso fueron cargados en colchonetas.

En el hospital hay un letrero que dice que el ascensor estará en reparación hasta el mediodía. Este Diario, sin embargo, confirmó que no había ningún técnico trabajando en ningún piso ni  en el cuarto de máquinas esta tarde.

Califique
2
( votos)