Tiempo de lectura: 3' 45'' No. de palabras: 626

Los estudiantes de Medicina de la Universidad Cristiana Latinoamericana retomaron sus clases en la Escuela Politécnica de Chimborazo. En el salón principal de la institución superior, ubicada en Riobamba, las autoridades los recibieron con una ceremonia.

46 de los 54 estudiantes de la carrera, que cursaban el último año, obtuvieron un cupo del Plan de Contingencia hace pocas semanas. La Universidad Cristiana Latinoamericana fue suspendida por el Consejo de Educación Superior (CES) el 12 de abril tras ser calificada como tipo E.

Según información remitida ayer por el CES, la educación que recibían era “deficiente, por lo que no lograron ser ubicados en los niveles inmediatos superiores como lo hubieran deseado”.

A propósito de esto, hace pocas semanas, estudiantes de esa universidad hicieron un plantón afuera de la Secretaría Nacional de Educación Superior para que se resuelvan sus casos. Ellos denunciaron el cambio de guías para sus exámenes de evaluación para ubicarlos en los niveles, cambios de fecha a última hora e insistencia para conseguir cupos.

Pese a los inconvenientes, los estudiantes se instalaron el Riobamba. Debieron buscar vivienda y algunos dejar sus medios de sustento en Quito. Uno de ellos fue Sebastián Bazar, quien se mantenía con dos trabajos en clínicas privadas.

La semana pasada encontró un departamento. El joven contó que será compartido con otros compañeros para reducir los gastos. Él destinaba USD 700 para pagar los créditos de la Universidad y sostenerse en la capital.

De acuerdo con datos del Consejo de Educación, los estudiantes de últimos niveles de medicina de la UCL pagaban USD 1 400 por semestre. Ahora “se beneficiarán de la gratuidad, obtendrán un título de una universidad de categoría A.

En la ceremonia de bienvenida, Romeo Rodríguez, rector de la Espoch dijo sentirse complacido por recibirlo y contribuir con el Plan de Contingencia, junto a otros 158 compañeros más.

Una foro estudiantil

Estudiantes de universidades privadas se reunieron en el Aula Magna de la Universidad Politécnica Salesiana, la noche del miércoles. El propósito de la reunión fue dialogar sobre la educación moderna, el rol de las universidades privadas y de sus alumnos.

Augusto Espinoza, ministro coordinador de Talento Humano, fue uno de los expositores. El funcionario habló sobre la redefinición del régimen académico. Uno de los principales cambios que busca la Secretaría Nacional y el Consejo de Educación es que al menos el 60% de la planta docente trabaje a tiempo completo.

Asimismo, en el foro se expuso la falta de actualización de los catedráticos, quienes para ser titulares deben tener ahora un Ph D.

Gabriela Gallardo, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, habló en la ponencia sobre los altos costos de las universidades pagadas. Manifestó que los aranceles no se han revisado y que la libertad de expresión en este sentido y sobre la calidad de la educación ahora es limitada.

Los estudiantes acordaron exigir el acceso a becas en sus instituciones y mejorar el nivel de educación en las carrera.

Las cifras

Según información  del  Consejo de Educación Superior se      ubicó   con cupos en universidades categorías A y B  a 33 442 estudiantes, es decir el 92% de quienes se inscribieron en el Plan al que calificaron como “víctimas de la mayor estafa académica de las últimas décadas”.

De acuerdo con el   organismo,   3 427 estudiantes más han recibido ayuda del Plan de Contingencia, desde abril, con toda su documentación “pero decidieron autogestionar sus cupos y convalidación”.

Califique
2
( votos)