Tiempo de lectura: 0' 47'' No. de palabras: 114

Hasta el próximo lunes 26 de agosto, las clases se encuentran suspendidas en el colegio fiscal Aguirre Abad, ubicado en el norte de Guayaquil.

La disposición es parte de la intervención ordenada por el Ministerio de Educación en julio pasado, para dar solución a los problemas de indisciplina dentro del plantel y por el presunto consumo de drogas.

Durante esta semana, 140 maestros, orientadores vocacionales e inspectores reciben charlas sobre planificación, buenas prácticas docentes y da las pautas para mejorar sus relaciones con los estudiantes.

A la par, se realiza un proceso de remodelación de la infraestructura del colegio, que agrupa a cerca de 3 000 estudiantes en dos jornadas.

Califique
2
( votos)