Tiempo de lectura: 6' 19'' No. de palabras: 1031

La última vez que Karina del Pozo trabajó como modelo fue en el último feriado de Carnaval. En esos días, ella y otras jóvenes promocionaban una degustación de vinos en un supermercado del norte de Quito.

Mientras atendía a los clientes, la mujer de contextura delgada, cabello negro largo  y 1,65 metros de estatura les contó a sus compañeras que  su deseo era estudiar en la universidad, pero todavía no se decidía qué carrera seguir.

“Ella decía que en el modelaje no había estabilidad y que era necesario conseguir un título. No se conformaba con ese empleo”, narra Valeria R. (nombre protegido).

Ese sueño se truncó el 19 de febrero pasado cuando Karina del Pozo desapareció. Sus allegados indicaron que se la vio por última vez tomando un taxi en las inmediaciones de un centro comercial del norte de la ciudad. Ese día, ella vestía una blusa café con negro, botas, chompa y pantalones negros.

Su cadáver fue encontrado a las 15:30 del miércoles, en una quebrada de Llano Grande, norte de la capital. Los médicos determinaron que la mujer tenía  traumatismos (golpes) en la cara y el cráneo.

Tras el hecho, cinco personas (cuatro hombres y una mujer) fueron detenidas para las investigaciones. Entre los sospechosos está la "mejor amiga" de la víctima.

Stalin López, abogado de la arrestada, aseguró que le “parece una imprudencia que hayan detenido a una persona que con su versión extraoficial ha aportado de manera valiosa para que se pueda esclarecer” el caso. “Ella estuvo en la reunión donde Karina del Pozo vivió sus últimos momentos. Pasaron dejando a mi representada por su domicilio y después se dirigieron con ella (Karina)”, expresó López. Añadió que su cliente “entendió que iban a dejar a la víctima  en su casa, pero no fue así”.

La tarde de ayer, la audiencia de formulación de cargos en contra de los cinco sospechosos se realizó en la Unidad de Flagrancia. La jueza Laura López dictó orden de prisión preventiva en contra de los procesados. Durante la diligencia, ellos admitieron que estuvieron en una reunión social junto a Karina del Pozo.  Al final, los parientes de la víctima gritaban ¡justicia! ¡justicia!, en las afueras de la sala.

Ayer, modelos que vestían de negro caminaban de un lado a otro en la puerta de la funeraria y se limpiaban las lágrimas con pañuelos blancos. Otras se abrazaban y consolaban a los familiares de la fallecida. Una de ellas pidió a la Justicia  que este caso no se quede en la impunidad.  “No es justo que una chica muera de esa forma tan cruel y violenta”,  comenta.

Al velatorio también llegaron músicos ecuatorianos, quienes se abrazaron con los allegados de la joven. Uno de ellos es el guitarrista Pablo Estrella de la agrupación  Rockvox. Amigos de la fallecida dijeron que los dos eran novios.

En su cuenta de Twitter, el artista agradeció a sus seguidores por el apoyo. “Amigos muchísimas gracias, lamentablemente les informo que Kary falleció, mil gracias... Te amo Kary”, escribió.

Luego de que el cadáver de la joven modelo fuera hallado por agentes de la Policía, en las redes sociales se difundieron más casos y fotos de mujeres jóvenes que han desaparecido en la capital.

Una es Melisa Estephania Beltrán Chávez, de 16 años. Según sus familiares, la adolescente desapareció al mediodía del 4 de enero pasado en Carcelén (norte de la ciudad). Ese día, vestía un calentador azul con vivos verdes. Su abuelo fue quien la vio por última vez.

Su madre se comunicó con la Policía Judicial de Pichincha y la Dirección Nacional de Policía Especializada para niños, niñas y adolescentes (Dinapen) para resolver este caso, pero hasta ahora se desconoce su paradero.

Otro es el de la colombiana Carolina Garzón (22), quien desapareció el 28 de abril pasado en Quito. El hecho se produjo en las inmediaciones de la casa en que se alojaba, en la calle principal, cuarta escalinata, en el barrio Paluco, a un costado de la av. General Rumiñahui, entre el sector de El Trébol y el puente del barrio Monjas Orquídeas (suroriente de Quito).

El Gobierno ofreció una recompensa para quienes informen sobre su paradero (ver puntuales).

Según las estadísticas de la Dirección Nacional de la Policía Judicial, más de 100 casos de desapariciones se registraron en el país en el primer semestre del 2012 con 469 hechos. En el mismo período del 2011 hubo 523.

El cuerpo de Karina del  Pozo  fue cremado ayer. En medio de llantos, los amigos de la joven la recordaron como una persona alegre, positiva, sociable, generosa y que le gustaba divertirse. “Siempre se preocupaba por los problemas de sus allegados y estaba al pendiente”, resaltó una amiga de la joven.  Sus amigas relataron ayer que ella  fue emprendedora y que en el modelaje encontró una forma de subsistencia. Comenzó su carrera hace cinco años, cuando  estaba en el colegio. En ese tiempo, su madre había fallecido de cáncer y sus hermanos mayores vivían aparte.   Con ella solo vivía un hermano soltero en la vivienda.  

Trabajó como  modelo en varias agencias y entregaba hojas volantes en eventos. Todos coincidieron en que la joven era muy exitosa...


Ayude a encontrarlas

Si usted ha visto  a Melisa Estephania Beltrán Chávez, de 16 años, comuníquese con los números telefónicos 0987 86 99 01, 022 408 112 y 0998 031 868.

Si conoce el paradero  de la colombiana Carolina Garzón, llame al 1800 335 486. Habrá una recompensa de hasta USD 20 000.

A través de redes  sociales se comenzó a llamar a una marcha por los desaparecidos. Según esa convocatoria, la manifestación sería de 11:00 a 13:00. Un lugar tentativo sería la Cruz del Papa.

5 personas fueron aprehendidas por el crimen de Karina del Pozo, en Quito.

Califique
2
( votos)