Tiempo de lectura: 2' 35'' No. de palabras: 404

Hay carteles con su foto pegados en toda la ciudad. Su imagen ha sido difundida en canales de televisión, periódicos y su nombre ha sido mencionado en decenas de radios en Quito.

El estudiante de periodismo David Romo desapareció la noche del 16 de mayo pasado en el norte de Quito. Sus compañeros de clase lo vieron por última vez la noche de ese día cuando se subió al autobús para dirigirse a su casa ubicada en el barrio Santo Domingo Alto (San Antonio de Pichincha, vía a la Mitad del Mundo).

Roberto Romo, padre del joven, recuerda que su hijo llamó a casa para avisarle que ya había salido. Luego, su madre se comunicó con el estudiante y este le dijo que estaba en la parada del transporte. Le llamaron otra vez para preguntarle en dónde se iban a encontrar, pero no contestó las llamadas.

La familia de David Romo se contactó con la Policía para que comiencen las investigaciones. A inicios de junio, amigos y conocidos del joven salieron a buscarlo en las montañas de Rumicucho, pero nadie logró localizarlo.

Sus padres piden a las autoridades que no se olviden de indagar este caso. Incluso pidieron ayuda a la Asociación de Amigos y Familiares de Desaparecidos en Ecuador (Asfadec) para que la comunidad ayude a localizarlo. En medio de las investigaciones surgió un rumor de que David fue visto en una ciudad de El Oro, pero no fue así.

La madre del desaparecido, Alexandra Córdova, solicita a la Policía Nacional que indague con rapidez el hecho. "Hay muchos rumores que deben ser conocidos". Por este caso, tres personas fueron detenidas para las investigaciones.

"La vida nos ha cambiado al 100%. Solo pienso en encontrarlo", señala Córdoba. Ahora, su vivienda se ha convertido en el centro de operaciones de amigos y familiares que se reúnen para organizar las búsquedas en la ciudad.

Roberto Romo, padre del joven, afirma que no hay pistas contundentes y lo siguen buscando. Los familiares del estudiante universitario se reúnen todos los miércoles, a las 19:00, en la Plaza Grande para pedir a las autoridades que agilicen las indagaciones y que no se olviden de la desaparición.

"Sentimos temor de que nuestra situación se dilate, pierda notoriedad y termine en la impunidad", precisó Romo. "A nadie le deseamos esta pesadilla", concluyó.

Califique
2
( votos)