Tiempo de lectura: 1' 40'' No. de palabras: 256

Ayer, la Policía de Lago Agrio, en Sucumbíos, dio a conocer la incautación de 1 501 municiones de guerra, calibre 5, 56 mm. Los uniformados allanaron una vivienda de un barrio periférico de la ciudad sucumbiense.

Dentro del inmueble se encontraban tres personas, las cuales fueron detenidas. Uno de ellos es miembro activo de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), acantonada en Lago Agrio. La Policía presume que Édgar G., cabo de la FAE, llevó las municiones hasta el inmueble.

Las balas estaban dentro de 75 cajas. Además de las municiones, la Policía se incautó de un revólver y una cartuchera, ambos de fabricación nacional.

Con respecto al caso del miembro de la FAE, las autoridades de la Base Aérea de Lago Agrio no se pronunciaron sobre el tema.

Guillermo Tamayo, comandante del Grupo de Fuerzas Especiales 53 Rayo, explicó que los soldados realizaron un seguimiento a Édgar G. desde agosto. La información fue entregada a la Policía para que actúen sobre el hecho.

Tamayo detalló que todavía no se sabe a quiénes se dirigían estas municiones de uso militar. Tampoco si el miembro de la FAE las sacaba de la Base Aérea de Lago Agrio.

Durante el seguimiento, el Ejército evidenció que Édgar G. estaba en contacto con las personas ahora detenidas.

Sin embargo, los otros dos detenidos no presentan antecedentes penales. El decomiso es el tercero que se realiza desde agosto pasado. Hasta el momento se han decomisado 11781 municiones en dos meses.

Califique
2
( votos)