Tiempo de lectura: 2' 27'' No. de palabras: 300

Un vaso de chocolate y un pan fueron el desayuno de 30 ex combatientes del Cenepa, la mañana de ayer.

Ellos acamparon en la Plaza de la Independencia, frente al Palacio de Gobierno, para protestar en contra del listado de beneficiarios de la Ley de Héroes y Heroínas elaborada por el Ministerio de Defensa y entregada al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs).

La llovizna de la noche y la presencia de los roedores que caminaban entre las plantas ornamentales del parque no impidieron que los militares pasaran la noche allí. A las 05:30, los ex combatientes del Cenepa vestían chompas de camuflaje verde, gorras de lana, bufandas y guantes. Ellos conversaban sobre cómo pasaron la noche. Uno relató que llevaba dos pantalones y dos pares de medias para soportar el frío. Otros se comunicaban con sus familias por teléfono celular.

Conforme avanzaba la mañana, el grupo de militares se iba incrementando con amigos, mujeres y niños. A las 07:00, la guardia presidencial tocó las trompetas para indicar que comenzaba el día. Los uniformados esperaban con impaciencia que comenzara la jornada de marchas por el Día del Trabajo para tratar de reunirse con el presidente de la República, Rafael Correa, en Carondelet.

Los militares escucharon el discurso del Jefe de Estado, pero no consiguieron una cita para analizar la lista de beneficiarios de la Ley de Héroes y Heroínas. Frente a eso, el presidente de la Asociación de Ex Combatientes del Cenepa, Juan Llasha, anunció que los manifestantes permanecerán allí hasta que reunirse con el Primer Mandatario.

“No hubo diálogo y los soldados nos iremos por la ley de la resistencia prevalece. Permaneceremos en la Plaza Grande hasta que nos escuchen”, manifestó Llasha.

Califique
2
( votos)