Tiempo de lectura: 5' 47'' No. de palabras: 955

En los pasillos y salas de audiencias de la Unidad de Flagrancia, norte de Quito, hay incertidumbre. Hasta ayer, nadie conocía sobre la aplicación de la resolución 001 CD-2013, aprobada por el Consejo Nacional de Control de Sustancias Estupefacientes (Consep).

Esta es una tabla que fija cantidades máximas para el consumo de drogas en Ecuador. Por ejemplo, se autoriza el porte como máximo de 10 gramos de marihuana, lo cual equivale a tres sobres pequeños cuyo valor en el mercado ilegal es de USD 1 cada uno.

Esta disposición fue emitida el 21 de mayo, con la idea de "no criminalizar el consumo de droga", tal como lo dispone el artículo 364 de la Constitución: "Las adicciones son un problema de salud pública. Al Estado le corresponderá desarrollar programas coordinados de información, prevención y control del consumo de narcóticos...".

Las cantidades permitidas de narcóticos fueron establecidas con base en un estudio levantado por el Ministerio de Salud Pública en el que constan análisis técnicos de toxicidad, psicológicos y biológicos sobre la tenencia y consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas para el uso personal.

En una entrevista recogida en la página web del Consep, el procurador general, Diego García, señala que la nueva tabla servirá como una guía para los jueces para conocer e "identificar un caso de tráfico o de consumo".

No obstante, servidores judiciales consultados por este Diario desconocen la fecha desde la cual se comenzará a aplicar la medida. "Yo le escuché a un compañero sobre esa nueva tabla, pero no nos han puesto en conocimiento oficialmente. No se está aplicando", precisó un juez ayer. Otro judicial, en cambio, solamente espera una notificación por Internet.

De hecho, los jueces únicamente emplean el artículo 103 de la Ley de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas cuando se presentan casos de personas apresadas por tenencia de drogas. Este dice que la detención y sanciones no se aplican a personas que tienen dependencias a sustancias estupefacientes y psicotrópicas o consumidores que hubieren sido capturados en posesión de drogas destinadas a su consumo. "Estos serán considerados enfermos y sometidos a tratamientos de rehabilitación".

La Ley vigente tampoco fija cantidades para diferenciar entre consumidores y expendedores, como sí se lo plantea en el proyecto de Código Integral Penal (ver cuadro). En la actual norma, la dependencia a los estupefacientes se establece por un test psicosomático realizado por la Procuraduría.

¿Se puede obligar a los entes de justicia que apliquen la tabla a través de una resolución del Consep? García aclara que el organismo no puede exigir a la justicia a que aplique la resolución porque "no es una Ley que la ha establecido. Lo que habrá que ver es si en el proyecto de Código Orgánico Integral Penal se incluyen cantidades que determinan el porte de determinadas sustancias".

El debate sobre la cantidad de droga que puede tener un consumidor se da en medio de un acelerado crecimiento del consumo interno. Hasta julio del 2012, el 13,9% de droga decomisada en el país corresponde al microtráfico solamente en Quito. San Roque, El Rosario, Tumbaco, La Delicia, La Roldós, el Centro Histórico, el Comité del Pueblo y la Concepción fueron identificados por la Policía como los sectores en donde se comercializan estupefacientes.

Hace dos semanas, Alexis Mera, secretario jurídico de la Presidencia de la República, señaló que la "guerra contra las drogas está perdida" y que un ejemplo de aquello es la cantidad de homicidios que se registran en algunos países como Guatemala y Honduras (Centroamérica).

También planteó que este problema debe enfocarse en el país. "En autoconsumo se está proponiendo la despenalización: que una persona pueda ser consumidora sin necesidad de ir a prisión. Necesita rehabilitación, no cárcel".

Hasta ayer, en la Defensoría del Pueblo tampoco les habían notificado sobre la aplicación de la nueva tabla para juzgar el porte de determinadas cantidades de droga. De hecho, los últimos casos de personas con adicción que han sido apresadas en Quito por presunta tenencia de droga fueron castigadas de acuerdo con la actual ley.

En esta semana, nueve sospechosos fueron apresados por porte y tenencia ilícita de estupefacientes en la capital. Dos salieron libres porque eran consumidores.

En el Consejo de la Judicatura tampoco se han pronunciado. Este Diario envió cuatro preguntas por correo electrónico a la directora del departamento de Comunicación Social de ese ente para tratar el tema, pero no hubo respuesta.

Los funcionarios de Fiscalía afirmaron ayer que también esperan una notificación en la que les indiquen cuando se comenzará a utilizar la tabla. "Entiendo que vamos a usarla". Se prevé que en los próximos días se realice una reunión en el edificio de Flagrancia para conocer cómo van a utilizarla.

Pese a que desde el Consep se estableció la tabla que autoriza el porte de determinadas cantidades de droga, todavía no se han determinado los lugares en donde los consumidores de narcóticos podrán acceder a estos.

El Plan Nacional de Prevención Integral de Drogas 2011-2013 del Consep no aborda las cantidades máximas de droga para consumo ni los lugares en dónde expenderán ni quién los venderá.

Cuando el tema se abordó al presentar el Código Integral precisamente surgieron estas interrogantes. Por ahora, los funcionarios judiciales esperan las disposiciones para aplicar la resolución del Consejo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas.

imagen

Califique
2
( votos)