Tiempo de lectura: 1' 58'' No. de palabras: 296

Realizar pruebas aleatorias de VIH a las personas que llegan a las puertas de emergencias de un hospital permite conocer pocos casos nuevos, y no ha sido una forma eficaz de mejorar la tasa de diagnóstico, según un estudio publicado este lunes en Estados Unidos.

"Las pruebas aleatorias identificaron sólo unos pocos diagnósticos nuevos, a menudo ya en las etapas finales, y la mayoría de los pacientes recién diagnosticados pertenecían a un grupo de alto riesgo y ya había recibido las pruebas previamente", indicó la investigación.

Un mejor diagnóstico del VIH (virus de inmunodeficiencia humana) en todo el mundo es visto como clave en la lucha contra el sida, debido a que un gran número de personas no saben que están infectadas -entre ellas, un 20% de las personas con VIH en Estados Unidos.

El estudio, realizado en Francia debido a que el 25% de la población busca atención cada año en las emergencias de un hospital, aparece en la revista Archives of Internal Medicine, de la American Medical Association.

La investigación abarcó 29 puertas de emergencia desde mayo de 2009 a septiembre de 2010. A los pacientes de 18 a 64 años que llegaban para ser asistidos por una serie de razones se les preguntaba si estarían dispuestos a someterse a una prueba gratuita de sangre para detectar el VIH.

De los cerca de 13 000 pacientes que aceptaron y fueron analizados, 18 resultaron tener VIH, esto es el 0,14% de todos a los que se le realizó la prueba.

La mayoría de ellos estaban en grupos de alto riesgo y ya se habían sometido antes a pruebas de VIH previas -siete eran homosexuales y 10 eran heterosexuales del África subsahariana, donde el VIH es endémico.

Califique
2
( votos)