Tiempo de lectura: 2' 8'' No. de palabras: 337

Un problema genético podría ser una de las causas hasta ahora desconocidas de la menor fertilidad en ciertos hombres, según un estudio que publican hoy los investigadores Theodore Tollner y Gary Cherr, de la Universidad de Davis (California), en la revista «Science Translational Medicine».

Se trata de un defecto que tiene uno de cada cinco hombres y reduce las posibilidades de fecundar un óvulo. Los científicos investigaron una variante genética que modifica la forma de las proteínas beta-defensinas.

Esta proteína se forma en el epidídimo y se une a la superficie de los espermatozoides mientras estos maduran. El esperma de los hombres con una variante defectuosa del gen DEFB126 atraviesa peor la mucosa del útero que el esperma normal.

En la investigación de unas 500 parejas chinas casadas desde hace cierto tiempo, los expertos descubrieron que los hombres que solo tienen esa variante del gen tienen un 30 por ciento menos de posibilidades de engendrar hijos propios.

En el resto de características, como cantidad y movilidad, el esperma no mostró diferencias. Los investigadores se muestran sorprendidos de lo extendida que está la mutación, ya que en torno a un quinto de los hombres asiáticos, europeos y africanos llevan el fallo en sus dos cromosomas.

No está claro por qué un gen con consecuencias tan negativas para su reproducción no solamente no se ha extinguido hace tiempo, sino que está tan extendido, indican los científicos, que estiman que los hombres que lo heredan de un solo progenitor tienen ventaja.

Este problema puede ser una de las causas hasta ahora desconocidas de la infertilidad masculina, creen Tollner y Cherr. Según la nueva definición de la OMS, una pareja sufre infertilidad cuando no hay un embarazo después de dos años de tener relaciones sexuales sin protección.

El problema se debe al hombre en aproximadamente la mitad de las parejas, y en un quinto de los casos de infertilidad masculina se desconoce la causa.

Califique
2
( votos)