Tiempo de lectura: 1' 57'' No. de palabras: 316

El Ministerio de Salud dispuso la compra emergente de medicamentos anti-hemofílicos por un valor de 1'296.750 dólares, para dar cobertura a la emergencia presentada por el desabastecimiento de medicinas para los tratamientos de pacientes con hemofilia. Dicha enfermedad consiste en la dificultad de la sangre para coagularse adecuadamente, produciendo hemorragias internas y externas.

Para realizar la adquisición de los medicamentos para el último período del año 2011 y de los años siguientes, se ha formulado un proyecto para el Fortalecimiento de la Medicina Transfusional, en el que se incluye el presupuesto requerido para medicamentos y la implementación de laboratorios de diagnóstico de coagulopatías. Además, se plantea mecanismos de atención integral que cubra las necesidades de este grupo de pacientes que presentan esta patología.

El Viceministro de Salud, Dr. Nicolás Jara, informó que "estamos estructurando el Programa Nacional de Hemofilia y Cuagulopatías, por medio del cual, a más de la compra de medicamentos, hay un manejo integral que va desde la educación, la prevención, sobre todo en la complicación de los pacientes que están diagnosticados".

Para darle el carácter de integral, el Dr. Jara explicó que "se contará con odontólogos que sean especialistas para atender estos casos, no cualquier odontólogo lo puede asumir. Asimismo, contaremos con servicios de terapia física, ya que muchas veces los pacientes sufren sangrado. Incluso los pacientes contarán con psicólogos especializados que tengan formación para ayudar a las personas con esta enfermedad".

El 11 de junio de 2011, por decisión de la Autoridad Sanitaria Nacional, traspasó el Componente de Hemofilia al Programa de Seguridad Transfusional de la Dirección de Normatización. A partir de entonces, se ha realizado un arduo trabajo para solventar las dificultades latentes ante el desabastecimiento de los medicamentos anti-hemofílicos en el país.

Califique
2
( votos)