lado sabroso

Quimera disfruta de la música y comida ecuatoriana

Ana Veintimilla Redactora (I)

Una comida con Quimera está llena de anécdotas sobre sus viajes, sus traspases por los escenarios y sobre todo su camaradería. Este grupo se ha mantenido por 35 años en los escenarios, una hazaña nada sencilla en un país que carece de industria musical. Para ellos el logro ha estado marcado por el trabajo con disciplina. Pero sus integrantes reconocen que se mueven como un grupo familiar y esa ha sido la fortaleza para permanecer juntos.

Llegamos hasta sus aposentos para descubrir una de sus recetas especiales. Encontramos que el integrante más afín a la cocina es Luis Rameix, guitarrista de la banda. Así como tiene un gran aprecio por la música ecuatoriana, la cual ha sido bandera de la banda todo este tiempo, también tiene un respeto por la cocina ecuatoriana.

Rameix cuenta que las recetas típicas son tan variadas y deliciosas que compiten con cualquier gastronomía. Una de las preparaciones que más disfruta de hacer para la es el cebiche de atún y palmito. Vio su preparación por primera vez en la Costa y el atún le pareció un ingrediente tan apropiado que considera que mucha gente se olvida que puede combinar bien en el ceviche. No se equivoca. Su receta, sin embargo, tiene también tintes de la Sierra pues le añade el jugo de naranja.

El truquito de esta preparación está en utilizar limón grande y amarillo, no el pequeño y sutil. Así la combinación será más jugosa. Rameix prepara, horas antes, una especie de curtido que será la base del ceviche con pimientos, cebolla y el limón.

El resto de integrantes de la agrupación de música nacional son Patricia Rameix y Pedro Granda. Ellos se encargan de dar el visto bueno a la preparación.

La banda siente la comida como un espacio ameno en el que comparten sus ideas y recuerdan anécdotas. Mientras degustaban el ceviche recordaban anécdotas musicales y de sus viajes. Uno de sus conciertos más comentados fue en Alemania en 1995, su primera vez allí y les invitaron a grabar en vivo. Hasta hoy sienten que ha sido uno de los conciertos en los que todos los detalles funcionaron perfectamente.

También recuerdan que en Europa perdieron un vuelo en una gira internacional. Acompañados de un cuerpo de bailarines que también harían su presentación tuvieron que esperar juntos la siguiente salida. Entre ecuatorianos la comida no falta y allí mismo en el aeropuerto pudieron degustar un poco de fritada, para pasar el hambre y el tiempo.

La agrupación ha conquistado público internacionalmente. Pero reconocen que falta mucho camino por recorrer. Granda menciona que este aniversario es solo una fecha que les permite marcar nuevas metas. Para ellos la música nacional suena en otros países por el apoyo del público ecuatoriano. Al que falta conquistar es al público europeo, señalan.

Para celebrar su aniversario tienen preparado un disco titulado ‘Quimera 35 años… Festejando a la vida’. Presentarán los temas en un show en el Ágora de la Casa de la Cultura el 2 de junio. Patricia Rameix comenta que lo interesante de este material es el reconocimiento a las bandas de pueblo. Pero mientras llega el evento podemos disfrutar de un ceviche al estilo Quimera.