Opciones de platillos para Nochebuena , Navidad . Hotel Mercure . Pavo y Cochinillo .  Foto : Patricio Teran A / EL COMERCIO

Las opciones de cerdo, pavo o jamón son clásicas para este evento. Foto : Patricio Teran A / EL COMERCIO

sibaritas

Una guía para los anfitriones del Año Nuevo

Ana Veintimilla. Redactora (I)
[email protected]

Las cenas de Año Nuevo tienen un brillo especial. Están matizadas por ilusiones, metas por cumplir y muchos hacen un balance del año recorrido. Para recibir al 2017 no solo se cuenta con rituales como la quema del monigote. La comida toma un rol importante. Aquí se presentan diez trucos para hacer de este encuentro un evento diferente y sobre todo delicioso.

Las uvas y el brindis de medianoche son claves durante la cuenta regresiva. Si bien la tradición radica en consumir esta fruta, se puede variar para consumir productos locales como la uvilla o el mortiño. Lo ideal son frutas pequeñas que se puedan comer de un solo bocado y así seguir el ritmo de las 12 campanadas, una por cada mes, como dicta la costumbre.

Después de haber seleccionado la fruta, es el turno del vino, que ayuda a limpiar el paladar. Se puede variar el vino o bebida con la que se sirve la comida. Para el brindis es necesario considerar bebidas burbujeantes que siempre dan el toque festivo. Algunas marcas de cervezas artesanales se han sumado a esta tendencia por la temporada para ofrecer bebidas que marquen una cena novedosa.

Brindis
El Vino espumante  es recomendable. Puede ser un demisec, rosado o champaña. La sangría -con jugo de naranja, manzana arándanos y champaña- es otra opción espumante y divertida.

Cerveza Sabores


Bebidas
Marcas artesanales   han preparado ediciones especiales de sabores festivos para esta época. La cervecería Páramo Brauhaus o Sinners ofrecen bebidas de lúpulo que pueden reemplazar al vino.

Uvas
es clásico comer 12 uvas con las campanadas, pero se puede variar de fruta. Arándanos, moras, frutillas, pasas, uvillas o frutas grandes divididas en porciones pequeñas, como esferas de sandía o melón.

El vino 
Está presente en dos etapas de la noche. Un vino tinto puede acompañar al plato fuerte y los blancos o espumantes funcionan para el momento de la cuenta regresiva. Acompañan muy bien a las frutas y picadas para la noche.

Frío
Los licores que no se hayan enfriado bien por falta de tiempo tienen solución. Hay que mezclar un puñado de sal en agua fría y hielo. Sumergir las botellas en esta agua da a las bebidas un escalofrío rápido.

Quesos Sabores


Aperitivos
Las Tablas de quesos suaves (brie, feta, camembert) con quesos duros (cheddar, parmigiano reggiano y gouda) son convenientes. Deben ir con jamón serrano, frutos secos y vegetales en vinagre.

Plato fuerte
Cocinar un día antes mejora el sabor de ciertas recetas y da tiempo de disfrutar la llegada del año sin corretear a último minuto. Las opciones de cerdo, pavo o jamón son clásicas para este evento.

Receta
El jamón es una gran alternativa para la cena previa a la cuenta regresiva. Adobar el jamón para glasearlo con vino, miel, mostaza y cebolla perla. Es una sencilla opción para llevarla al horno.

Un postre exótico La espuma de coco, similar a una crema batida, está complementada con tierra de avellana y frutos rojos. Todo servido en una cáscara de coco. Foto:  María Isabel Valarezo / El Comercio.


Postres
En lugar de experimentar con recetas, se recomienda hacer una preparación antes ya realizada con un toque de temporada. Los frutos rojos, sabores a canela y jengibre son claves en esta época.

Ocio
Los juegos ayudan a esperar con amenidad la llegada del Nuevo Año. Para esta cita en casa funcionan cartas donde cada invitado proyecte su año o improvisen testamentos para la quema del monigotes.