Los chefs debían preparar una entrada con wasabi, un plato fuerte con ternera y un postre con chocolate. Foto: Alfredo Lagla /  EL COMERCIO

Los chefs debían preparar una entrada con wasabi, un plato fuerte con ternera y un postre con chocolate. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

SIBARITAS

El Global Chef Challenge se realizó el fin de semana

Ana Belén Veintimilla
Redactora (I)

Tres países compitieron por la medalla continental este viernes 23 de octubre. La medalla les servirá de pase para el mundial en Grecia 2016. Rafael Mora de Ecuador, Víctor Hugo Pérez de EE.UU. y Justin Beaulne de Canadá realizaron 12 platillos para un jurado compuesto por tres miembros de la World Association of Chefs Societies.

Una entrada con wasabi, plato fuerte con ternera y postre de chocolate fueron las indicaciones para cada uno de los participantes. Cada plato se repetía cuatro veces para que el jurado deguste y el platillo extra quedó en exhibición para el público.

Cerca de cinco horas tomó la preparación de los platillos gourmet en la categoría Junior. Para Rafael Mora el trabajo de ocho meses se vio reflejado en sus platillos finalizados. La entrada se enfocó hacia un estilo oriental, las distintas partes de la ternera las utilizó para amalgamar con sabores de la tierra como hongos y remolachas en el plato fuerte, mientras que el postre que elaboró fue un homenaje al chocolate Manicho. “Me sentí bastante seguro, con mi coach y mi amigo Juan hemos practicado varias veces y de la nada llegamos a tener el resultado de hoy”, dijo al finalizar la competencia.

El chef ecuatoriano Rafael Mora participó en la categoría Junior del Global Chefs Challenge. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

El chef ecuatoriano Rafael Mora participó en la categoría Junior del Global Chefs Challenge. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Por su parte Pérez, de 22 años, vio este día como el fin de un largo proceso de trabajo. Considera que el tener a un público puede resultar una distracción, pero es lo ve como una oportunidad para realizar más cocina en vivo. Su plato con ternera utilizó cinco preparaciones distintas.

El equipo de jueces evaluó a los participantes en un marco de 100 puntos, de entre los cuales los primeros 50 puntos se miden por la preparación, es decir el trabajo de mise enplace, higiene, habilidades en la cocina, manejo de productos, organización, servicio y presentación.

Víctor Hugo Pérez fue el ganador de la competencia en la categoría Junior. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Víctor Hugo Pérez fue el ganador de la competencia en la categoría Junior. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Los siguientes 50 puntos recayeron sobre el sabor. Steve Jilleba, director de estrategia culinaria y capacitaciones de Unilever Food Solutions y jurado, explica que en esta evaluación buscan que los platillos tengan un balance, que puedan provocar emociones y que se sientan distintos entre sí, “los postres dejan mucha creatividad para eso”, dijo el chef.

Al finalizar la evaluación los jueces se acercaron a cada uno de los participantes para entregarles una retroalimentación de sus preparaciones. Jilleba añade que esta parte del concurso es importante porque les dan a los jóvenes la oportunidad de corregir sus errores. El ganador Victor Hugo Pérez de EE.UU. fue anunciado el domingo y tiene un año entero para prepararse para la final internacional en Grecia.

________