La comida entra por los ojos y mientras más variedad de frutas se tenga en la bandeja habrá mayor colorido. Mezclar kiwi, plátano, frutillas y sandía con melón y piña permiten una combinación de colores y sabores.

La comida entra por los ojos y mientras más variedad de frutas se tenga en la bandeja habrá mayor colorido. Mezclar kiwi, plátano, frutillas y sandía con melón y piña permiten una combinación de colores y sabores. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

VERDE

Un brunch para que mamá inicie un gran día

Ana Belén Veintimilla 
Redactora (I)

Para mamá los detalles siempre cuentan y -en su día- una deliciosa comida es una de las mejores formas de brindarle cariño. Entre una amplia oferta por el Día de la Madre, los brunch se presentan como una opción ideal por la variedad de platos en una misma comida.

El brunch empieza desde la mañana y parte de un concepto en el que se fusiona la comida del desayuno con la del almuerzo. Así, la lista de alimentos aumenta en la mesa y se crea una mezcla de sabores entre platos de sal, dulce y bebidas. Las mimosas son el abreboca más común del brunch (una mezcla de jugo de naranja con champagne). Para el chef de Blumen Café, Diego Hervas, el brunch puede iniciar con una tostada francesa ­decorada con frutas y miel para abrir el paladar y continuar con un desfile de frutas, pan, chocolate para untar, gra­nola con yogur y cereales.

Las opciones abundan y varían entre saludables y gustillos para complacer a la homenajeada.

Los platos fuertes pueden empezar con desayunos completos. Hervas comenta que las opciones cuentan incluso con ‘shots’ de cerveza como en el caso del desayuno Múnich​.
Para preparar desde casa recetas elegantes y al mismo tiempo sencillas, la chef de Dulces Celebraciones, Lorena Vinueza ofrece algunas ideas como el cheesecake de albahaca, cuya preparación combina la base de cheesecake de dulce con ingredientes de sal.

Un día de festejo abre la posibilidad para probar recetas diferentes. Vinueza propone cambiar roles de los platillos para darles una nueva perspectiva y sabor por ejemplo a los muffins con huevo y vegetales convirtiéndolos en salados o el postre de sopa de chocolate en almíbar de pera cuyo nombre responde a su proceso de cocción creando presentaciones novedosas que seguro sorprenderán a las
madres, tanto por el detalle como por los sabores que quedarán en su paladar.

Recetas integrales, artesanales o de mantequilla y agua se combinan con mermeladas, mantequillas o dulces como el manjar de leche. A este producto se acompaña con yogur y granola para evitar resequedad.

Vicente Costales / EL COMERCIO

Pan

Recetas integrales, artesanales o de mantequilla y agua se combinan con mermeladas, mantequillas o dulces como el manjar de leche. A este producto se acompaña con yogur y granola para evitar resequedad.

Vicente Costales / EL COMERCIO

Vicente Costales / EL COMERCIO

Sopa de chocolate

Cocinar peras peladas con canela, azúcar, vino y agua. En el líquido añadir chocolate troceado. Derretir y poner crema de leche. Servir con helado de pistacho.

Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Muffins de sal

Mezclar huevos con quinua cocinada, queso cheddar, harina blanca y cebolla perla. Añadir vegetales a elección: brócoli, pimientos, choclo o champiñones. Hornear por 27 min.

________