D’Fernando fue el restaurante ganador de las huecas. Galo Paguay / EL COMERCIO

D’Fernando fue el restaurante ganador de las huecas. Galo Paguay / EL COMERCIO

Menú

El encocado se impuso en el Mesabe

Ana Veintimilla Reedactora (I)
[email protected]

Pescados, cebiches y encocados fueron los favoritos de los asistentes al Mesabe, el festival de huecas que se realizó en Quito. Por segundo año consecutivo las opciones de mariscos ganaron el premio que se otorga a la hueca con mayor cantidad de ventas.

La edición 2017 coronó a D’Fernando como ganadora. El local mantiene una propuesta de cebiches y arroces, pero llegaron al festival con su famoso encocado marinero.

Los ganadores de la edición anterior fueron las Corvinas de Gloria, del Mercado Central, con una propuesta de cebiche con corvina. Este año esa hueca no estuvo en el Mesabe.
Para este año las propuestas variadas se marcaron por una tendencia de cocina latinoamericana. Hubo oferta de arepas venezolanas, trompos mexicanos, ropa vieja cubana y trucha ahumada colombiana. Este platillo vino directamente desde la Amazonía colombiana.

Fernando Maldonado, administrador de D’Fernando, cuenta que su cocina atrae porque trabajan preparaciones con ingredientes naturales. “No utilizamos muchos condimentos, pero sí más aliños naturales como la chillangua”. Este condimento esmeraldeño también ha estado presente en preparaciones ganadoras como el encebollado de Roger Moreira, quien en el 2015 se llevó el Campeonato Mundial del Encebollado.

En el 2016, cuenta el administrador de D’Fernando, quedaron en segundo lugar en el festival Mesabe. Este año, con 1 500 platillos vendidos, alcanzaron el primer puesto. Aún así, Maldonado señaló que se notó una baja de asistentes a la feria. La hueca ganadora del 2016 alcanzó una venta de 3 000 platos de corvina durante los días del festival.

D’Fernando es una hueca familiar creada por Janeth Hunter y Fernando Maldonado García. Él era futbolista y Hunter tenía el don para la cocina. Al dejar el fútbol, ambos decidieron darle una oportunidad a la gastronomía, resaltando los sabores de Esmeraldas con los mariscos y encocados.

El restaurante tiene 12 años y el principal local está ubicado en el malecón de Las Palmas; cuentan con una sucursal en el Patio de Comidas provisional de Esmeraldas y, hace 15 días, abrieron otra en Guayaquil .

El festival cerró sus puertas con la premiación a varias huecas. Susy Juice se llevó el galardón a la hueca mejor decorada. La propietaria, Susana Urrutia, vende jugos en el Mercado Central. Y la estatua viva ganadora fue para la versión del Chullita Quiteño .