Es el cuarto año que se realiza el evento para lograr posicionar a ese plato típico dentro de la gastronomía local. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Es el cuarto año que se realiza el evento para lograr posicionar a ese plato típico dentro de la gastronomía local. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

MENÚ ECUATORIANO

Innovación y tradición se puede probar en la colada morada de 18 establecimientos

Ana Belén Veintimilla
Redactora (I)

En el Museo de la Ciudad, la noche de ayer (miércoles, 21 de octubre), se llevó a cabo el evento de reconocimiento oficial a los 18 establecimientos que preservan la tradición de elaborar la colada morada y las guaguas de pan.

A través de un proceso selectivo se evaluó el tiempo de preparación, tiempo que lleva en existencia la receta, el uso de productos ecuatorianos y los aspectos técnicos de la elaboración. Miembros del Centro de Investigación, Innovación y Promoción de la Gastronomía Ecuatoriana de la Universidad de las Américas (CIGE) se encargaron de la selección de los locales.

En un inicio se envió una invitación a todo el catastro registrado en el Municipio de Quito como centros turísticos, después se hicieron las respectivas inspecciones, de 300 participantes se escogieron a los 18 premiados.

El evento lleva cuatro años posicionándose en la mente de los consumidores y ese es el reto según Luz Elena Coloma, gerente de Quito Turismo: “Queremos que se vuelva un evento emblemático en el que le rendimos homenaje a un plato tradicional”. El aporte es, según Coloma, el consumo de gastronomía propia, “porque es una manera de no olvidar nuestra gastronomía, porque no puede haber destino turístico exitoso sin gastronomía de la tierra, bien hecha y bien presentada”.

Por ese motivo, para este año, el enfoque estuvo en el uso del mortiño, más allá de la colada morada. La UDLA participó con un estand en el que se ofrecían alternativas de aplicación del ingrediente. Lo combinaron con sushi en una miel de mortiño o con cerdo en un agrio con mortiño. En cada local se aplicó de distintas formas, en su mayoría, como mermelada para las guaguas.

Este año el evento estuvo enfocado en el uso del mortiño. La UDLA preparó sushi en miel de mortiño. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Este año el evento estuvo enfocado en el uso del mortiño. La UDLA preparó sushi con una salsa en base a este producto. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Carlos Gallardo, decano de la facultad de gastronomía de la UDLA y director de CIGE, aprovechó la coyuntura para presentar su nuevo libro ‘Mortiño: La perla de los Andes’. El texto llevó un año de investigación en la comunidad de Sigchos en Cotopaxi. Para lograr esta publicación Gallardo asegura que trabajaron con miembros del CIGE y con apoyo de médicos de la UDLA en áreas de química, fitoquímica nutricional y sanitaria para dar un trabajo completo al público.

El libro es una edición limitada, pero también se podrá encontrar en la página web de la UDLA –en versión descargable-. Tiene una visión turística en donde se presentan recetas innovadoras internacionales. Según Gallardo, esto permite a los lectores consumir el mortiño de diversas formas, por ejemplo con pollo o camarón, entre un centenar de preparaciones replicables.

“La idea es hacer interpretaciones fuertes del mortiño”, para hacer énfasis en los productos emblemáticos del país que “nos llevarán como grandes embajadores de la cocina ecuatoriana”, concluye el chef.

En el evento se desgustó la colada y las guaguas de los 18 locales reconocidos. Los establecimientos participantes fueron: Achiote, Hotel Sheraton, San Ignacio de Loyola, Metrocafé, Casa Gangotena, Restaurante Hasta La Vuelta Señor, Hotel Mercure Alameda, La Cuchara de San Marcos, Hotel Plaza Grande, Hotel Quito, Hotel Akros, Hotel Hiltón Colón, Restaurante Honey & Honey, Hotel Howard Johnson, Hotel JW Marriot, Octava de Corpus, Swissotel y Restaurante El Pacífico.

________