país del mes

La cocina de Taiwán muestra su sazón en Quito

Ana Veintimilla
Redactora (I)

Cada año, la embajada de Taiwán invita a chefs de su país para que realicen una gira latinoamericana. En esta, los especialistas preparan platillos típicos, versiones modernas y crean nuevos sabores con los ingredientes locales de cada nación que visitan.

Quito fue una de las paradas de los chefs Chia-Hao Pai y Pei-Yuan Lin en la gira 2016. Ambos participaron de una clase demostrativa en el Culinary Arts School para dar a conocer la riqueza culinaria del país asiático.

La visita incluyó una reunión con la comunidad de taiwaneses residentes en Quito con un enfoque vegetariano por pedido de sus propios integrantes. Allí los chefs pudieron preparar dos platillos típicos con rellenos vegetarianos. Algunos ingredientes se cambian para adaptar a la cocina local. El bambú se reemplaza por palmito, por ejemplo, o se utiliza la canela por su aroma.

Pai considera que replicar la cocina de Taiwán no es tan difícil en Ecuador. “Todo depende de cuán dispuesto estés a salir del esquema para encontrar la solución adecuada”, dice el chef. En el pulpo a los cinco sabores, uno de los platillos que se consume en los festines callejeros, añadió cilantro. Esta receta la preparó para los estudiantes de cocina. “Usé una amalgama de especias además del aceite de soya y ajonjolí; el cilantro ayudó a dar aroma”.

La cocina de Taiwán se caracteriza por el uso de una gran variedad de salsas para condimentar. Pai también considera que son las maceraciones de estas salsas en cárnicos o vegetales las que muestran la verdadera cocina. Para él, la combinación de porotos fermentados y legumbres encurtidas en salsas como la soya marcan la diferencia.

Esta es la segunda ocasión en que los chefs de Taiwán presentan su cocina en Quito. En el 2015 trajeron un buffet de 20 platos que se presentó en el Swissôtel

La nueva gira ha permitido que los chefs conozcan incluso un poco de la cocina ecuatoriana. Pai pudo probar cebiche, conchas asadas y arroz marinero. Además cuenta que se quedó sorprendido por la variedad de formas de los zapallos.

“A mí siempre me encantó la naturaleza y Ecuador tiene la bondad tanto en la naturaleza como en la gente que lo habita", concluye Pai.

________