El pastelero Buddy Valastro llegará a Quito en mayo para participar en el Quito Sweet Fest. Foto: Facebook/ Buddy Valastro.

El pastelero Buddy Valastro llegará a Quito en mayo para participar en el Quito Sweet Fest. Foto: Facebook/ Buddy Valastro.

sibaritas

'No podría vivir en un mundo en donde no podría comer un cupcake', Buddy Valastro

Ana Veintimilla Redactora (I)
[email protected]

El chef pastelero Bartolo Valastro, mejor conocido como Buddy Valastro viene al Ecuador para dictar una conferencia dentro del festival Quito Sweet Fest que se llevará a cabo del 5-7 de mayo en el Swissotel. Valastro respondió a una entrevista con SABORES, vía correo electrónico. El chef conversó de sus inicios en la pastelería, las tortas que más trabajo le han costado y sobre su conferencia, la primera que dictará en Ecuador. El chef incluso respondió sobre el estigma que existe del azúcar como un enemigo de la buena alimentación.

¿Cuéntanos un poco de tus inicios en la pastelería? ¿Cómo fue crecer en un ambiente donde tu familia se dedicaba a la pastelería?

Comencé mi aprendizaje bajo la tutela de mi padre. El quería que yo conociera todos los roles y el trabajo que significaba mantener la pastelería en funcionamiento. Empecé limpiando los baños y de a poco trabajé mi camino hasta hornear y decorar. Hubo un largo periodo en el que solo tenía permitido preparar ‘eclairs’. Era un trabajo arduo, pero cuanto estas rodeado por tu familia, compartes increíble tiempo de calidad, es una experiencia gratificante.

Ahora eres uno de los nombres más reconocidos en el mundo cuando se habla de pastelería. ¿Qué ha cambiado para ti a nivel profesional y personal? ¿Profesionalmente?

Estoy en un lugar en el que nunca imaginé que podría estar y estoy muy agradecido. He tenido la oportunidad de crecer de administrar una pastelería a 19 pastelerías, una empresa productora para televisión, restaurantes italianos y más. Jamás pensé que estaría aquí, ¡es una locura!

¿Personalmente? Soy un tipo muy ocupado, pero este es un negocio orientado a la familia, así que todavía puedo compartir tiempo con las personas que amo. Ha sido un duro trabajo y con muchos sacrificios por mi parte y de parte de mi familia. Viajamos mucho ahora, trabajamos todo el día, y definitivamente nos perdemos feriados que nos gustaría estar y ocasiones que nos gustaría estar cerca, pero así funcionan las cosas.

El azúcar se ha vinculado a muchas enfermedades (desde diabetes hasta Alzheimer). ¿Cómo ves tú este estigma sobre el azúcar?

Soy un firme creyente que se debe consumir todo con moderación. No podría vivir en un mundo en donde no podría comer un cupcake, pero no creo que te debas comer un cupcake en cada comida. Hay una forma de vivir una vida saludable que incluya al azúcar. Solo tienes que ser consciente de lo que estas comiendo y mantente activo.

Las tortas se han convertido en obras de arte para todo tipo de eventos. ¿Cómo desarrollas tus procesos creativos para hacer de las tortas un arte?

Cuando se trata de creatividad puedo ver cualquier cosa y ver un diseño en ella. Se ha convertido en algo natural para mí, veo tortas en cualquier cosa. Claro que no diseñaría cualquier cosa, a mi me importa también lo que el cliente quiere. Tomo en consideración diferentes factores sobre su personalidad, la ocasión, cualquier cosa.

¿Qué es lo que más te gusta de este trabajo?

Amo trabajar con mi familia, nada le gana a eso. Todos los días son divertidos, y eso es algo que mucha gente pasa buscando toda su vida.

¿Cuál ha sido la torta más difícil que has logrado completar?

La torta Transformer, ¡sin lugar a dudas! Todavía tengo pesadillas sobre esa torta. Armar eso en conjunto fue un desafío increíble e idearnos la forma de hacer la torta, transportarla y todo, pero ¡me encantó como quedó al final!

En una entrevista mencionaste que decorar funciona como terapia para ti ¿por qué lo sientes así?


Me funciona porque no tengo que pensar en nada más cuando estoy decorando. Puedo enfocarme solo en lo que estoy haciendo y nada más, eso me relaja. Nada me relaja como decorar.

Tu aprendizaje se dio a través de la práctica. ¿Qué le dirías a alguien que está estudiando para convertirse en chef pastelero?

Repetir, repetir y repetir. ¿Quieres convertirte en experto? Entonces tienes que seguir haciéndolo una y otra vez hasta que puedas hacerlo prácticamente con los ojos cerrados.
Con tantos locales alrededor de EE.UU. has mencionado que te preocupa mantener la
calidad en cada uno.

¿Cómo manejas estos estándares, cómo te aseguras que se cumplan?

Es un esfuerzo constante; viajamos mucho a cada local para chequear las cosas y nos comunicarnos con todos los miembros del equipo de Carlos’s Bakery, para saber qué está pasando en todo lado. Es mucho trabajo pero es lo que hace la diferencia.

¿Piensas expandir tu línea de locales hacia América Latina?

¡Algún día! Toma tiempo elegir una locación, pero siempre tengo mis ojos abiertos a eso.
Coméntanos sobre la conferencia que dictarás en Quito Sweet Fest,

¿Cuál será tu enfoque?

En el Quito Sweet Fest espero motivar a los invitados con mi historia y darles la inspiración que necesitan para que lleguen donde ellos quieran.