Antonio Pérez en su presentación del libro en la librería Rayuela en Quito. Foto: Facebook Librería Rayuela.

Antonio Pérez en su presentación del libro en la librería Rayuela en Quito. Foto: Facebook Librería Rayuela.

memoria

‘El pequeño Escoffier’ acerca el mundo culinario a los niños

Ana Veintimilla Redactora (I)

El chef Antonio Pérez se inspiró en sus hijos para escribir el libro ‘El pequeño Escoffier’. Ninguno es un cocinero todavía pero fueron sus preguntas las guías de este texto. “Primero quería explicar a mis hijos, en un formato para niños, qué hace papá, por qué se viste de tal forma y trabaja en una cocina. Fue el único motor”, señaló el chef en entrevista vía telefónica con Sabores.

Pérez también vio a este espacio como una oportunidad para los padres o madres que se dedican de forma profesional a la cocina para mostrar el “orgullo de la profesión”. La necesidad de contar esta historia surgió hace un año. El chef tomó a Auguste Escoffier, un personaje de la cocina francesa, como el eje de su narración porque lo considera un referente en la gastronomía, cuya contribución persiste en el tiempo.

Escoffier fue un reconocido chef francés que redefinió la cocina de su país. Además realizó aportes que se mantienen hasta hoy en las cocinas del mundo. Elaboró la primera carta de un restaurante, aportó con libros como ‘La guía culinaria’ y formó parte del texto de ‘Larousse Gastronomique’, inició estrictas normas de manipulación e higiene de alimentos y creó lo que se conoce como brigada de cocina para organizar la jerarquía de responsabilidades y trabajos en distintas estaciones de alimentos que permiten especializarse en distintas áreas en las grandes cocinas de restaurantes y hoteles.

Una ilustración de Daniel Chonillo que forma parte del libro ‘El pequeño Escoffier’. Foto: Cortesía Antonio Pérez.

Una ilustración de Daniel Chonillo que forma parte del libro ‘El pequeño Escoffier’. Foto: Cortesía Antonio Pérez.

La obra está dedicada para niños de entre cinco y nueve años. Escoffier, el protagonista, es un pequeño que se cuestiona lo que hará cuando sea grande. Las respuestas las busca en su familia y en su abuela encuentra varios consejos cuando recorre con ella desde sus viajes al mercado, al parque y en la cocina. En tono de fábula Escoffier va hallando en los alimentos un mundo entero y apasionante que se convierte en un nuevo sueño.

Como acompañamiento de esta historia Pérez trabajó con el ilustrador Daniel Chonillo de Guayaquil. Para el  escritor el aporte de Chonillo fue clave. “Entendió la historia, los colores, fue un complemento para el mensaje que queríamos expresar”.

La motivación inicial de Pérez fue encontrando nuevos impulsos ya con el libro finalizado. Este producto terminado le ha permitido reflexionar sobre la importancia de acercar la cocina a los niños. “Si yo hubiera sabido a temprana edad que el mundo de la cocina enseña grandes valores hubiese sido más fácil entender el mundo culinario”.
A través de esta fábula el chef quiere levantar el entusiasmo a los niños que se interesen por la cocina y mostrarles el mundo sorprendente dentro de ella. “Uno tiene un llamado, algo que te cautiva porque tiene esa manera de enamorarte y enrollarte en algo mágico”.

La portada y contra portada del libro dedicado a inspirar en la cocina.

La portada y contra portada del libro dedicado a inspirar en la cocina.

El libro se encuentra en Librería Rayuela, Librimundi y también se lo puede obtener mediante pedidos online. Pérez comenta que en febrero y marzo saldrán nuevas ediciones en inglés y francés para alcanzar a más niños con su historia.

Este es el segundo libro de Pérez, el primero estaba dedicado a la traducción de 'El Repertorio de la Cocina' (2012) un texto francés de 1914. Un libro que considera un clásico de la cocina para los profesionales, pero que no había sido traducido al español.