Tiempo de lectura: 5' 8'' No. de palabras: 810

La Autopista General Rumiñahui recibe constante mantenimiento. El pavimento, el parterre, las cunetas y aceras muestran el cuidado que tienen. Su buen estado está garantizado por el pago del peaje de Los Chillos, del Consejo Provincial de Pichincha.

Pero otra realidad tienen aquellas vías que conectan con barrios y ciudadelas levantadas a los costados. De los 18 pasos que hay en ambos sentidos, seis están bien.

Leticia Caicedo vive en el barrio Libertad de Conocoto (a la altura del Puente 6, sentido este-oeste, Los Chillos-Peaje). Para ella, la llegada del invierno será un dolor de cabeza ya que le tocará “pisar lodo”. Pese a su queja, dice estar acostumbrada a esa situación desde hace 20 años, cuando llegó al lugar. Pero no deja de pensar que esta realidad cambiará.

Caicedo asegura que el ingreso al sector es “pura pinta” porque al cruzar un puente de estructura metálica, de cuatro metros, el panorama cambia. Las vías secundarias son de tierra o tienen un empedrado en pésimas condiciones.

La realidad que vive Leticia no es diferente a la de René Alarcón, quien reside en la Cdla. Hospitalaria, en el ingreso entre los puentes 8 y 7. Él lleva a su hijo de la mano para que no se tropiece por los baches. ¿Hace cuánto tiempo no arreglan la vía? No lo sabe. Recuerda que fue “hace mucho rato”.

Fabián Uzcátegui, secretario de infraestructura técnica de la Prefectura de Pichincha, indica que como entidad tienen obligación de mantener la autopista y mejorar la movilidad en esta vía. Destacó que las obras en los barrios son competencia municipal.

Sin embargo, comenta que la entidad ha ejecutado varias obras en la zona de Los Chillos debido a convenios firmados con los municipios de Quito y Rumiñahui. Como ejemplo expuso la construcción del puente que conecta a la autopista Rumiñahui con la Cdla. del Niño, en Conocoto (sentido Peaje-Los Chillos). También enumeró las intervenciones en La Armenia 1 y 2 (en ambos sentidos del Puente 9) las cuales conectarán con El Tingo y Capelo.

Piedad Vargas y sus vecinos de Sauces del Valle (a la altura del Puente 2, sentido Peaje-Los Chillos) tampoco tienen una vía de acceso en buen estado. Igual ocurre con otras calles de esta urbanización. Ella no sabe a qué autoridad recurrir por una solución.

En el Municipio le han explicado que el barrio aún consta como una cooperativa y que no puede acceder a las obras debido a que no está regularizado.

Julio Valdiviezo, coordinador de territorio de la administración Los Chillos, explicó que la falta de legalización de los barrios es uno de los mayores impedimentos para que reciban obras. Para ello deben legalizar sus tierras y el trazado vial de la zona. Expuso que en la Cdla. Hospitalaria y en los barrios levantados a la altura del Puente 4 se están instalando las redes de alcantarillado. Allí primero se deberá terminar con esta obra para luego pavimentar o adoquinar.

El funcionario agregó que los barrios solicitan las obras prioritarias en las asambleas participativas.

Uzcátegui asegura que muchos accesos, pese a que no son su competencia, los han arreglado dentro del proyecto de desarrollo comunitario de la Prefectura. Carlos Guevara, morador de La Chorrera (Puente 6) cuenta que la calle Nicolás de Peña se adoquina por gestión de la entidad provincial.

En el barrio Los Pinos (Puente 5) Mariela Ruiz tiene otra lectura. Cree que las calles de ingreso a los barrios se arreglan para que se vean acordes con la autopista y que el resto, como están más adentro, está sin mantenimiento. Cuenta que, junto con sus vecinos, han acudido por varias ocasiones al Municipio y tampoco han tenido una respuesta favorable.

Vanessa Hidalgo, administradora del peaje, indicó que el dinero que se recauda es para mantener la autopista. Además, añadió que el préstamo que la Prefectura pidió a la Corporación Andina de Fomento (CAF) de USD 48 millones es para construir las ocho intervenciones viales de Los Chillos.

Las obras a ejecutar

La vía antigua a Guangopolo, a la cual se accede por el puente Tres, sí consta dentro del plan vial de Los Chillos. El arreglo de la calle se iniciará apenas se adjudique a un contratista. El arreglo incluirá la ampliación del puente que cruza el río San Pedro y se conecta con la vía Intervalles.

Los barrios que llegan hasta el puente Dos pertenecen a la Administración Centro. Desde allí en adelante son jurisdicción de la administración Los Chillos.

Aproximadamente 30 barrios están en la zona de influencia de los puentes de la Autopista. Son unos 150 000 habitantes. Muchos barrios necesitan de legalización. La mayoría de terrenos se entregó sin escrituras.

Califique
2
( votos)