Tiempo de lectura: 4' 48'' No. de palabras: 762

En taxi, en bus, en buseta o en vehículo particular. Para el traslado hacia el Nuevo Aeropuerto Internacional de Quito (NIAQ) (ubicado en Tababela) hay cuatro opciones de transporte público y privado con diferentes tarifas.

VEA EL ESPECIAL MULTIMEDIA DEL NUEVO AEROPUERTO INTERNACIONAL DE QUITO AQUÍ

Dependiendo de la urgencia y del presupuesto del pasajero, puede elegir cualquiera de ellas. La más económica es la utilización del servicio de transporte público. Para este tipo de movilización se creará un corredor municipal hasta Tababela desde la terminal interparroquial de la calle Río Coca, en el norte de la capital.

En el sur hay otra opción, puede abordar el bus desde la Terminal Interprovincial de Quitumbe.
Este sistema será operado por la empresa Sotranor, que agrupa a las cinco operadoras del valle (Quinche, Yaruquí, Pifo, San José de Puembo y Tumbaco).

Las cinco operadoras, con 169 unidades en total, circularán por un carril exclusivo. Los servicios serán semiexpresos; es decir, solamente se detendrán para embarcar y desembarcar pasajeros en pocas paradas a lo largo del trayecto. El objetivo es reducir los tiempos de viaje hacia la nueva terminal aérea.

Además, llevarán pasajeros solo sentados, con un máximo de una o dos personas de pie.

Estos nuevos servicios estarán disponibles entre las 04:45 y las 24:00, con frecuencias de 10 a 14 minutos o más cortas. Todo depende de las horas de mayor demanda de viajes.

El costo del pasaje para este servicio desde las terminales al nuevo aeropuerto será de USD 2.

Pero si el pasajero busca más comodidad, un mayor espacio, e incluso, tener Internet durante el recorrido, puede optar por utilizar y abordar un bus o una buseta.  La empresa Aeroservicios ofrece el transporte de pasajeros en dos modalidades. La primera es la clase turístico-ejecutivo y estará destinado especialmente a ejecutivos y a usuarios frecuentes.
 
Estas unidades estarán equipadas con GPS y conexión WiFi, y ‘counters’ en los muelles de llegada. Uno de los aspectos más importantes de este tipo de transporte es que  no tendrá paradas intermedias, lo que garantiza un menor tiempo en el recorrido.

Estarán disponibles 35 unidades, entre buses y furgonetas.

En horas pico, las unidades saldrán cada 15 minutos, y durante  el resto del día cada 30. La segunda modalidad es la personal, de instituciones gubernamentales, líneas aéreas y servicios colaterales.

Según Jaime Burbano, presidente de Aeroservicios, las tarifas ya fueron aprobadas por el Municipio. El costo del pasaje será de USD 8 si viaja en los buses y de USD 12 si opta por las furgonetas.

Patricio Ubidia, presidente de la Comisión de Movilidad del Concejo, explicó que la terminal principal estará ubicada en el actual Aeropuerto Mariscal Sucre, en el norte. El sistema funcionará a diario, las 24 horas.

Juan Carlos Morillo trabaja en una empresa privada en el aeropuerto. Él vive en Cotocollao y asegura que con el traslado de la terminal a Tababela no solo aumentará el tiempo de viaje, sino también el gasto en gasolina.

“Al momento le pongo USD 8 cada semana. Seguramente luego deberé ponerle mínimo 15”, asegura el hombre. Por esa razón, está pensando movilizarse en uno de los buses públicos que van a hacer el recorrido. “Así al menos voy a poder ir durmiendo o leyendo. Cuando ya habiliten las nuevas vías ahí sí voy a ir en mi vehículo, mientras tanto sería una pérdida de tiempo y de dinero”, asegura.

En el momento, ir desde Quito hasta el inaugurado aeropuerto puede tomar entre 60 y 90 minutos. La intención de la implementación de estos nuevos servicios de transporte es motivar a las personas a que utilicen un servicio masivo de movilización y opten por dejar el auto en casa.

Ubidia comentó que los buses y busetas que prestarán este servicio son rápidas y brindan todas las comodidades al pasajero.
 Si el usuario no desea utilizar las unidades de Aeroservicios, la opción es tomar taxi. El Municipio dispuso una tarifa sectorizada  para que el pasajero no deba negociar el precio con el conductor.  

La cuarta opción para llegar a la terminal aérea es viajar en auto particular. El aeropuerto contará con 1 000 estacionamientos. Se podrá llegar por las vías Interoceánica y E-35.  Con respecto al costo de los parqueaderos, Barrera admitió que hay preocupación en la ciudadanía por los precios, pero dijo que se los regulará.

imagen

Califique
2
( votos)