Tiempo de lectura: 4' 40'' No. de palabras: 755

La empresa Aeroservicios ofrecerá el transporte de pasajeros desde Quito hasta el aeropuerto de Tababela y viceversa. Lo hará en dos modalidades: turístico ejecutivo; y de personal, de instituciones gubernamentales, líneas aéreas y servicios colaterales.

El primero estará destinado a ejecutivos y usuarios frecuentes. Las unidades estarán equipadas con GPS y conexión WiFi, counters en los muelles de llegada y no habrá paradas intermedias. Estarán disponibles 35 unidades, entre buses y furgonetas. En horas pico saldrán cada 15 minutos, y en el resto del día, cada 30.

Jaime Burbano, presidente de Aeroservicios, informó que el costo del pasaje será de USD 8 en los buses y 12 en las furgonetas. Estas tarifas deben ser aprobadas por el Municipio. “La terminal principal estará ubicada en el sector del redondel del Ciclista, en el norte. El sistema funcionará todos los días, las 24 horas”.

Mario Villagómez, director técnico del Observatorio de Movilidad, cuestionó esas tarifas y el incremento de unidades en las rutas que actualmente ya están saturadas. “Las vías en el sector de Cumbayá ya sobrepasaron su límite porque no se dio un buen uso del suelo. Le van a reventar a Cumbayá cuando aumente el tráfico de ida y vuelta”.

Para evitar que eso ocurra, el Municipio realiza la construcción de dos intercambiadores (Las Bañistas y Auqui-Primavera) en la Vía Interoceánica. Actualmente, por allí circulan 50 000 carros cada día. El Cabildo calcula que con el nuevo aeropuerto, el flujo subirá a 55 000. Además, se aspira que esté lista la ampliación de la E35 (Tambillo-Pifo-Tababela), por donde circula el transporte pesado que irá a Tababela.

Si el pasajero no quiere utilizar las unidades de Aeroservicios, la opción es tomar taxi. En un estudio del Observatorio de Movilidad, se señala que el promedio del costo del traslado desde Quito hasta el nuevo aeropuerto es de USD 25. El concejal Patricio Ubidia, presidente de la Comisión de Movilidad, aseguró que el costo será lo que marque el taxímetro. “No hay tarifas establecidas por ruta, el usuario debe cancelar lo que registre el taxímetro”.

Una tercera opción para llegar al nuevo aeropuerto es en los buses interparroquiales que saldrán desde la terminal Río Coca. El costo del pasaje se mantendrá en USD 0,68. La información la ratificó la Secretaria de Movilidad y los representantes de las empresas Sotranor, que agrupa a las cinco operadoras (Quinche, Yaruquí, Pifo, San José de Puembo y Tumbaco), que cubren la ruta.

Las cinco operadoras, con 169 unidades en total, están en la primera fase de organización para la conformación de una caja común y para mejorar el servicio hacia la nueva terminal aérea.

El técnico de la Secretaría de Movilidad, Rubén Lozano, explicó que también se propone aplicar un sistema integrado como los corredores que operan en la urbe. “Es necesario que haya un servicio de transporte troncalizado, es decir, que las unidades partan desde las estaciones de transferencia existentes”.

Sobre la implementación de la caja común, Vicente Guamán, presidente de la empresa Sotranor, comentó que apoyan la iniciativa. Sin embargo, hay desconocimiento entre los conductores. “Es necesario que las personas de la Secretaría de Movilidad o de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) nos asesoren para que esto funcione, porque no somos muy entendidos en el tema de la caja común”.

Según Lozano, se propone que operen con una tabla común, es decir que la operación de cada una de las frecuencias de las parroquias estén coordinadas y no haya competencia entre los conductores por recoger pasajeros.

Posteriormente, se analizará la posibilidad de crear un corredor para cubrir estas rutas. “Si es posible circular con buses articulados. Se trabaja en eso, pero hay que hacer estudios de oferta y demanda”, aseguró el técnico”.

Para hoy está previsto un recorrido entre los representantes de las cooperativas y técnicos de la Empresa Pública de Movilidad. El fin es verificar el estado de las paradas entre la Río Coca y El Quinche. “Hay paradas que no están bien ubicadas y los pasajeros esperan en lugares improvisados”, aseguró Guamán.

También se ha contratado una asesoría especializada sobre la modelación de transporte. Los resultados servirán para definir el plan operacional del transporte público. Está previsto que Tababela opere el 20 de febrero.

imagen

Califique
2
( votos)