Tiempo de lectura: 6' 14'' No. de palabras: 1024

‘Mi pluma lo mató”, es la frase que Erick Llumiquinga, de 11 años, más recuerda del escritor Juan Montalvo, referente de su escuela en el valle de Los Chillos. Cuando se le pregunta qué más conoce del ambateño, con soltura responde: “Él luchó contra el ex presidente García Moreno y por la libertad”.

Para Llumiquinga, Montalvo es su inspiración, especialmente, cuando tiene muchas tareas, debe escribir o estudiar para los exámenes. Quiere ser como él.

El pensamiento liberal del escritor ambateño (mañana se cumplen 180 años de su natalicio) está presente en diferentes espacios del plantel.

Por ejemplo, en el patio central, sobre una desconchada pared celeste, resalta el escudo de la escuela. Según su directora, Mariana Cedeño, fue fundada en 1842.

En el centro está una antorcha; en el lado izquierdo, un libro; y en el derecho, un tintero y una pluma. Son los símbolos que identifican a Montalvo como escritor.

Al pie del escudo hay un listón blanco, que cobija las palabras ‘virtud y labor’. Ese es el lema de los niños montalvinos, a quienes se les inculca a ser mejores y a destacarse en los campos cultural, deportivo y académico.

Paúl Muñoz, de 11 años, quiere sobresalir en la literatura, en especial, en la poesía. Un poco confundido, recita de memoria el poema El alma en los labios, ese es su favorito. Dice que es de Juan Montalvo, pero en realidad la autoría es de Medardo Ángel Silva.

Él escribe poemas en sus tiempos libres. En el patio central, en medio de las astas de las banderas, está el busto de Juan Montalvo, tallado en bronce.

Allí, todos los lunes, los 1 200 estudiantes participan en la hora cívica y rememoran la vida y obra del escritor. Durante el recreo, suelen sentarse junto a él, como señal de compañerismo, dicen.

Marcela Carrera, del séptimo año, toca el violín. De Montalvo recoge su pensamiento de libertad. Para ella, todos debemos expresar lo que sentimos y respetarlo. Quiere ser la mejor y destacarse fuera del país. En el aula, Martha Morales, quien ya lleva 30 años de docencia, inculca en sus alumnos el amor al trabajo y al estudio diario.

En su opinión, Montalvo fue un héroe de la educación por sus cualidades y talento. Roberto Oña, de 56 años, ex alumno de la escuela, recuerda que el director de esa época, Luis Villacís, les decía “me aprenden o no me salen de la escuela”. Esa rigurosidad le sirvió para superar las dificultades en el colegio y en la universidad. “Juan Montalvo nos enseñó a estudiar. Eso es indudable”.

En la escuela hay concursos permanentes de redacción y de periódicos murales. La intención es infundir el amor por las letras en honor al escritor. Para Cedeño, es un orgullo y una responsabilidad mantener la tradición y prestigio de la educación.

En el norte de Quito, en la calle Andrés Artieda, se ubica el Colegio Experimental e Instituto Superior de Pedagogía Juan Montalvo. Allí se educan 2 900 estudiantes en el bachillerato y 250 aspiran a ser maestros. En el patio hay dos bustos, el de Juan Montalvo y el de Eloy Alfaro. Una ofrenda flora azul y roja los acompaña. Patricio Morris, rector de la institución, explica que en 1901, Alfaro, amigo personal de Montalvo, fundó el establecimiento con su nombre para perennizar los pensamientos del ilustre escritor.

El rostro de Montalvo, de ojos negros y cabellos ondulados, se observa desde el ingreso del plantel. Está en uno de los murales del cerramiento, en el ingreso al auditorio, en los pasillos y hasta en un cuadro en el Rectorado.

A Jonathan Palma, del segundo de bachillerato, la ideología de Juan Montalvo le ha ayudado a formarse en varios campos (está a cargo del gimnasio y pertenece a la Banda de Paz), también a mejorar las relaciones con sus compañeros y maestros.

Ella dice que allí se respeta la ideología de todos. Con esa opinión coincide su compañera July Aymacaña. El amor montalvino es otra cualidad. Rubén Luje estudió en este establecimiento. Él visita permanentemente el colegio, por sus hijas también montalvinas y para cuidar el par de palmas que obsequió para el jardín. Está agradecido por lo que aprendió. Dice que le sirvió para trabajar honestamente y así colaborar para el desarrollo del país.


Programa por las fiestas patronales del colegio

La Feria de alimentos  es  organizada  por el área de Ciencias Naturales. Se realizará hoy, desde  las 07:00, en el coliseo del colegio, ubicado en el norte.
Un conversatorio con  el escritor Mario Conde. Es organizado por  el Área de Lengua y Literatura. Es hoy,  a las 11:00, en el salón de actos del  auditorio.   
Una misa de acción  de gracias  se celebrará mañana, a las 08:00, en el aula de   audiovisuales. Es organizada por los egresados.   
Sesión solemne por   el 111 aniversario de fundación del plantel. Mañana, a las 09:30, en el Salón Auditorio.  

En la sesión solemne  se  entregarán condecoraciones  a los egresados de hace 50 y 25 años. Noche Montalvina:  Alfaro y Montalvo en la historia. Organiza la Sociedad de Egresados. El sábado, desde las 14:00, en el parque El Ejido. En la noche, el acto social tendrá lugar en las instalaciones del plantel.


Actos en la escuela

Para hoy está previsto  que los niños participen en actos culturales. Uno de ellos es el  concursos de redacción. Los alumnos escriben ensayos sobre una temática determinada.   

Mañana se realizará  un  programa social en honor a la memoria de Juan Montalvo.  Participarán los niños y los padres de familia. Habrá danzas.
El sábado se desarrollará  la mañana deportiva. La comunidad educativa protagonizará juegos tradicionales.


Califique
2
( votos)