Tiempo de lectura: 10' 29'' No. de palabras: 1641

Dicen que siempre queda espacio para el postre, luego de una buena comida. Y en Ecuador, el ingenio de su gente ha servido para crear deliciosas variedades de helados, para todos los gustos.

En esta página, usted podrá encontrar lugares en Quito en donde tiene algunas opciones. Están los helados multicolores de Salcedo, que llegan a la capital desde la fábrica montada por la Asociación de Productores de la ciudad tungurahuense.

También puede encontrar lugares para tomar un helado de paila, con la receta original de Rosalía Suárez, desde Ibarra. Y con su propio estilo, las hermanas franciscanas ofrecen estas apetecidas golosinas en un local junto al colegio San Antonio de Padua, en la parroquia de Pomasqui.

Otros helados deliciosos y de bajo costo son los de crema o de comeibebe, que con recetas caseras se elaboran en la capital y se ofrecen en varios locales.

Además, hay una tradición que está de vuelta y que ya se encuentra en más locales de Quito: los sabrosos helados de La Avelina. Estos helados de crema, empastados con chocolate, se elaboran en una hacienda de la Sierra centro que fue dirigida, el siglo pasado, por el ex presidente de la República, Galo Plaza Lasso.

Todos estos helados son buenas alternativas para saborear productos hechos por manos ecuatorianas y disfrutar así de un día de vacaciones en la capital.

Empastado pura crema de Tanicuchí
imagenEn 1940, el general Leonidas Plaza Gutiérrez y su esposa, Avelina Lasso Azcásubi, empezaron la producción de lácteos y cárnicos. Su hijo, Galo Plaza Lasso, fue quien la convirtió en una fábrica y la bautizó como La Avelina, en honor a su madre.

Los famosos helados de crema, empastados con chocolate, eran un tesoro difícil de encontrar en Quito. Ahora hay más locales que ofrecen la deliciosa golosina.

Ivonne Chalhoub, de la heladería Bom K-Fe, decidió distribuir esta marca de la provincia de Cotopaxi hace algo más de un año. Según la mujer, su clientela disfruta mucho de estos helados. "Cuando ven el letrero, me piden enseguida un La Avelina. Es que es el referente de la infancia. Me dicen ¡qué rico, estos son los de siempre! y se van saboreando".

El local de Bom K-Fé está en la calle Villalengua 363 y América, cerca del Hospital Vozandes. Atiende de 07:30 a 19:00, de lunes a viernes. Los fines de semana abre de 07:00 a 16:00.

Los helados La Avelina son producidos en Tanicuchí, en la fábrica de la hacienda que administró el ex presidente de la República, Galo Plaza Lasso. Él continuó la labor de sus padres y luego, las nuevas generaciones.

La Asociación de Empleados y Trabajadores La Nueva Avelina trabaja en este y otros productos, desde enero de 1995.

Los típicos de Salcedo, en Quito
imagenEn Salcedo, provincia de Tungurahua, se hacen desde hace décadas deliciosos helados de sabores. Las frutas y los lácteos son la base de estas golosinas. Los tradicionales tienen cuatro capas: de crema, demora, de naranjilla y de taxo. En la parte superior tienen un relleno de mermelada de guayaba.

Aunque al visitar Salcedo se puede encontrar varias tiendas y viviendas en donde se ofrecen estos helados hechos en casa, también se los oferta en Quito. Son los auténticos y llevan la marca de la Asociación de Comercializadores y Productores de Helados de Salcedo.

En MicromercadoElbita, Luis Fiallos ofrece estos sabrosos helados, junto a los clásicos de crema o a otra marca popular en el país: los helados Coqueiro.

Micromercado Elbita está ubicado en Queseras del Medio OE11 412 y Equinoccio, cerca del Hospital Militar y del Coliseo General Rumiñahui, en el sector de La Vicentina.

Los helados de Salcedo tienen un costo de USD 0,70. Hay helados de palo de come y bebe con mora y también de frutilla, vainilla, chocolate, mora, naranjilla y chicle, por USD 0,50.

Los Coqueiro cuestan USD 1 y 0,75 , de acuerdo con su tamaño. Hay de coco, vainilla, guanábana, taxo, chocolate, ron pasas, naranjilla, mango, etc.

El sabor de la fruta original de San Carlos
imagenLos hay de maracuyá, de yogur, de mora, de frutilla, de leche, de chicle, de taxo... Su cremosa consistencia es el atractivo de estos helados de palo, que desde hace 20 años se hacen y se venden en el sector de San Carlos, en Quito. También los helados de hielo son un atractivo de Heladería Heydi.

Edmundo Zurita cuenta que hay varios locales que han tomado el nombre de esta heladería, por la acogida que tienen entre los quiteños. Pero aclara que no hay sucursales. En este lugar también se hacen helados de palo mixtos, que combinan los sabores de taxo, mora y coco.

Además, en Heladería Heydi ofrecen helados más suaves, que se venden en copa, cono o tulipán y también como parte de un banana split.

La Heladería Heydi está en la avenida Vaca de Castro OE7-154 y Pedro de Alvarado, en el sector de San Carlos, en el norte.

Allí atienden de lunes a domingo, de 09:30 a 19:00. Los helados de crema cuestan USD 0,60 y los helados de hielo, que son más grandes, 0,70. El cono simple cuesta USD 1; el doble 1,40; el tulipán 1,25 y la banana split, 2,50.

En este local se ofrecen otros dulces, como porciones de pastel a USD 0,60 y de cheesecake de frutilla o de postre de las tres leches, a 1,75. Las quesadillas y barquillos cuestan 0,60.

Helados de paila hechos por monjas
imagenEn la parroquia de Pomasqui, las hermanas franciscanas del Colegio San Antonio de Padua ofrecen a los visitantes deliciosos helados de paila, con barquillos y quesadillas.

Desde hace más de 25 años, las religiosas preparan helados de piña, mora, maracuyá, chocolate, guanábana, taxo, coco, leche, guayaba, frutilla, naranjilla y tomate de árbol.

Luego de comprar el helado, se puede dar un paseo por esta parroquia. La calle Bolívar, donde está el local de las Hermanas Franciscanas, se conecta con el Parque Central.

La calle está remozada y hay un paseo de piedra por el que se puede caminar y conocer antiguas construcciones, como aquella donde funciona el Gobierno Parroquial.

Los Deliciosos Helados de Paila de las Hermanas Franciscanas están, en la Calle Bolívar 228 y avenida Manuel Córdova Galarza. El local es parte de las instalaciones del Colegio San Antonio de Padua, de Pomasqui.

Usted puede pedir un helado de paila con dos sabores a su elección, por USD 0,50.

En el convento de las Hermanas Franciscanas se elaboran, además, deliciosas quesadillas. Estas tienen un costo de USD 0,50. También se puede acompañar el helado con barquillos, al mismo precio.

La tradición ibarreña, en la capital
imagenRosalía Suárez nació en 1869 y desde 1885 se dedicó a hacer helados. Experimentó batiendo la fruta en una chocolatera, pero luego decidió hacerlo en una paila.

Para lograr la consistencia de sus helados, utilizaba hielo y paja que mandaba a traer de Imbabura. Cernía la fruta en un cedazo y ponía todo en una batea de madera, sobre un caballeta.

Así nacieron los helados de paila de Ibarra, que son de fama nacional. Visitar uno de los locales de la recordada Doña Rosalía era casi obligado, al ir a la 'Ciudad Blanca', pero ahora también se los puede saborear en Quito.

Estos deliciosos helados atraen a turistas nacionales y extranjeros y se pueden encontrar en la heladería Cuchara de Palo, en Carcelén.

La heladería Rosalía Suárez Cuchara de Palo está en la avenida Diego de Vásquez y Mariano Paredes, en Carcelén, en el norte de la ciudad.

Allí se venden los tradicionales helados en sabores como naranjilla, mora, leche, ron pasas, guanábana, frutilla, mandarina, taxo, coco, chocolate y maracuyá. Cuestan USD 1,50.

Para acompañarlos también se ofrecen barquillos, por USD 1; quesadillas, por 0,90 o donas, por 0,80. Además se puede tomar helados en copa, por USD 3 o en tulipán, por 3,50.

Otros sitios para degustar helados

Los helados de paila de Rosalía Suárez se pueden encontrar también en Isla Floreana y Amazonas, junto a los Ceviches de la Rumiñahui.

Si está fuera de la ciudad, hay un local en La Y de Guayllabamba, al ingresar a la parroquia que está al norte de Quito. También hay helados de Rosalía Suárez en Cumbayá, en la calle Salinas y Francisco de Orellana.

Los tradicionales helados La Avelina se encuentran en un local en la avenida Manuel Córdova Galarza, en la parroquia de Pomasqui.

Otro sitio para saborear estos deliciosos helados está frente al estadio de la parroquia de Guayllabamba. Allí también se venden los de Salcedo y otros.

Dentro de la ciudad, los helados La Avelina se pueden saborear en un local en la avenida De los Shyris y 6 de Diciembre o en una cafetería en la avenida Coruña y San Ignacio, frente al local de farmacias Fybeca.

En Quito tienen fama los helados de paila Amazonas. Estos son una tradición de Cumbayá y allí hay dos locales, en la avenida principal.

Heladería Amazonas también tiene su sucursal en Pifo.

Otras heladerías y helados de paila de fama. Se trata de Los Legítimos Helados de Paila de La Concepción. El local está en la calle Santiago Duarte y av. Brasil, al lado del parque De La Concepción. Este sitio tiene 20 años de tradición en la capital.

Los helados Mickos son una marca riobambeña, que también llegó a Quito. Son de crema. Hay un local en el baipás de Guayllabamba.

Califique
2
( votos)