Tiempo de lectura: 1' 34'' No. de palabras: 235

Cerca de las 11:00 de este jueves, 15 de agosto, el cadáver de Darwin Imbaquingo fue retirado por sus familiares de la morgue de Medicina Legal, ubicadas en la av. Mariana de Jesús, al norte de la ciudad.

El joven de 23 años falleció ayer tras el derrumbe de un muro de una construcción en el sector de La Primavera, en Cumbayá. Otras personas, que también laboraban en el sitio, resultaron heridas.

El cuerpo será velado en Funeraria Pichincha, frente a la iglesia de La Merced, en el Centro Histórico. El sepelio será mañana viernes en el cementerio de San Diego, a pocas cuadras de la residencia de la familia Imbaquingo.

Antes de ir a la funeraria, el féretro permanecerá hasta las 13:00 en el centro carcelario de mujeres de El Inca, donde está recluida la madre de Imbaquingo. El propósito es que pueda despedirse de su hijo. Algunos familiares esperan en los exteriores.

María Zurita, familiar quien tramita el acta de defunción de Darwin, aseguró que hasta el momento no han recibido ninguna ayuda y continúan en conversaciones con los representantes de la constructora para la cual laboraba Imbaquingo desde hace dos semanas para que se haga cargo de los gastos fúnebres.

Darwin Imbaquingo vivía con su padre y tres hermanas por el sector de San Diego. Él era el sustento de la familia.

Califique
2
( votos)