Tiempo de lectura: 6' 18'' No. de palabras: 1004

La Prefectura de Pichincha ejecuta desde noviembre del 2012 cuatro intervenciones viales en la Autopista General Rumiñahui. Est a s obras t ienen el carácter de urgente, buscan disminuir la congestión vehicular para salir y entrar al valle de Los Chillos.

Una de las obras prioritarias es la habilitación de un tercer carril de la av. General Rumiñahui. Este trabajo se ha dividido en dos fases.

El tramo que se inicia a la altura del antiguo peaje, en el barrio Alma Lojana, y se extiende hasta Paluco es obra de la Prefectura. En cambio, el que se ejecuta hasta El Trébol se lo hace con un préstamo de la Corporación Andina de Fomento (CAF) de USD 480 000. La longitud de esta intervención es de 1 100 metros.

El segmento de la vía que se construye con los fondos del Consejo Provincial tiene un costo de USD 200 000. La extensión que se habilita es de 1 500 metros y se prevé que se entregue en marzo.

Para lograr el tercer carril se está reduciendo el parterre central de 3,50 metros a 1,50.

Para Manuel Viscarra, usuario de la vía, la obra no servirá de mucho, ya que considera que en el sector de El Trébol se formará un nuevo “cuello de botella”. Miguel Valencia, también conductor, es más optimista. Él cree que sí mejorará la circulación, pero si se realiza un adecuado operativo de tránsito en El Trébol.

Fabián Uzcátegui, secretario de Infraestructura Física del Consejo Provincial, manifestó que estos trabajos se los realiza con fondos de la entidad, los cuales se obtienen de la recaudación del peaje de Los Chillos. Las obras tienen una inversión aproximada de USD 1 600 000.

El funcionario de la Prefectura informó que hace cinco días el prefecto Gustavo Baroja ordenó los estudios de factibilidad y de suelo sobre el relleno que se hizo hace dos años en esta zona. La idea es construir una vía directa desde la Autopista General Rumiñahui hasta la av. Velasco Ibarra. Se estima que el informe estará listo en tres meses. Además, como este terreno es propiedad del Municipio de Quito se mantienen conversaciones para buscar la mejor alternativa y disminuir la congestión.

La segunda obra prioritaria es la creación de una vía de 800 metros. Esta se iniciará a la altura del Puente Uno de la Autopista General Rumiñahui y terminará 300 metros hacia el norte de la gasolinera que hay sobre la av. Simón Bolívar, en la zona de Collacoto. Esta calle tendrá un solo carril y servirá a los conductores que desde la autopista deseen llegar a la Nueva Vía Oriental y avanzar hasta el norte de la ciudad. Con esta intervención se busca que disminuya en un 20% la circulación de los 60 000 vehículos que pasan a diario por el peaje.

Por el momento, se ultiman detalles topográficos para que empiece la apertura de la nueva calle. El costo de esta obra es de USD 900 000.

Vanessa Hidalgo, administradora del peaje, especificó que esta vía también tendrá una cabina de cobro. Según refirió, quienes transiten por allí son usuarios de la autopista y no hay que olvidar que su mantenimiento cuesta.

Esta obra es la única que requiere de la expropiación de terrenos. Uzcátegui mencionó que no se ha tenido inconvenientes con este tema ya que solo un lote debe ser expropiado. Sin embargo, en la zona todavía se socializa la construcción de la nueva calle.

El barrio ha solicitado trabajos compensatorios, como la construcción de una casa comunal y mejorar la vialidad del sector.

Germán Ricaurte, quien todos los días toma la Simón Bolívar, cree que los trabajos disminuirán su tiempo de viaje. “En el sector de El Desvío me demoro hasta 20 minutos para poder tomar la vía hasta el norte. Esto desde el peaje”, aseguró el conductor.

El tercer trabajo previsto para la vialidad de Los Chillos es la construcción de tres cabinas adicionales para el cobro del peaje. Las casetas extras se edifican en el lado derecho, en dirección al valle.

Esta obra pretende reducir las largas filas que se generan antes del peaje, las cuales llegan a la altura del puente de la av. Simón Bolívar. Para lograrlo se tuvo que bajar 50 metros de la loma que estaba junto a las cabinas. Se prevé que estarán listas en febrero. El monto de este trabajo es de USD 300 000.

Hidalgo señaló que con la habilitación de las nuevas casetas, dos de ellas funcionarán de manera permanente con el telepeaje. Se las ubicará de manera estratégica para que los carros no tengan que hacer maniobras peligrosas al momento de escoger un carril.

La cuarta intervención es la mejora de los puentes peatonales de los sectores de Orquídeas y Monjas. Allí se construyen nuevas bases para sostener a estas estructuras. Esto debido a que con la apertura del nuevo carril se dejaba a las vigas en media vía. El costo de esta labor es de USD 70 000.

Estos trabajos forman parte de la segunda fase de intervención vial de Los Chillos.

Las intervenciones

Estos trabajos  forman parte de la segunda fase de intervención vial en el valle de Los Chillos.

La segunda etapa  de obras está previsto que se ejecute hasta el 2015.

Los trabajos  de esta fase son: intercambiador de Collacoto (peaje); ampliación de la vía Intervalles; conexión entre la calle Zamora y la Espe; construcción de las vías Miranda-Simón Bolívar y mejora de la vía antigua a Amaguaña (sector de Conocoto).

Los trabajos  de la primera fase son: vía la Armenia 1, la Armenia 2, Acceso a la Cdla. del Niño y ampliación de la vía Intervalles. Con las obras se busca disminuir la congestión vehicular.


Califique
2
( votos)