Tiempo de lectura: 4' 38'' No. de palabras: 729

Unos 30 vehículos permanecieron estacionados a lo largo de los 4,2 kilómetros del conector Alpachaca, única vía de ingreso al nuevo Aeropuerto Mariscal Sucre. Eran las 21:00, del jueves pasado, y los automotores, en su mayoría livianos, no se movían pese a los pitos de los buses que, a esa hora, circulaban por la autopista.

Los conductores, en su totalidad familiares de viajeros, prefirieron parquear a un costado de la vía, en lugar de ingresar a la terminal aérea y pagar lo que, para ellos, es un costo excesivo del parqueadero. Los valores son de USD 2 la primera hora (corren luego de 15 minutos de gracia para cada conductor) y 1,50 desde la segunda hora.

Dentro de un Toyota Prado, Raúl Coca esperaba a que su hermano arribara en un vuelo proveniente desde Miami. Estaba revisando el itinerario del vuelo en su celular. "Mi hermano llega a las 23:00, hasta que recoja la maleta y realice los trámites migratorios será media hora más. Si ingreso al parqueadero mínimo me cobran USD 6".

En la terminal aérea existen 1 000 espacios de estacionamiento disponibles para los usuarios. Según Quiport, concesionaria encargada del aeropuerto, el precio del parqueadero es uno de los más bajos en cuanto a los aeropuertos internacionales. "En Miami, dice, dejar el carro una hora cuesta USD 8. Incluso estacionar en un centro comercial de la ciudad cuesta lo mismo que dejarlo en la terminal".

imagenEn esto coincide Carlos T., quien dentro de un Suzuki plateado esperaba que su esposa llegue de Cuenca. "En otros países cuesta más. La diferencia es que para venir a Tababela desde el norte de la ciudad, solo tenemos la vía Interoceánica y el trayecto dura unos 60 minutos. Por ello, preferimos llegar una hora antes y esperar en esta parte de la autopista".

Ante esta problemática, Quiport expresó que los usuarios deben estar pendientes de los itinerarios de los vuelos y calcular la llegada de su familiar. Esto para que estén en la terminal justo en la hora de arribo del vuelo y solo utilice los 15 minutos de gracia que permite el parqueadero.

Sin embargo, la concesionaria aeroportuaria comunicó que si los usuarios deciden dejar sus vehículos dentro de las instalaciones, estos estarán seguros, ya que cuentan con circuito cerrado de vigilancia, registro de placas, detectores magnéticos, sensores de proximidad y registro de tiques para impedir que el vehículo salga de la terminal sin autorización.

Rosa M., trabajadora de UrbanPark, empresa encargada del estacionamiento, dijo que los insultos por parte de los usuarios son a diario. "Los dueños de los automotores nos dicen ladrones cuando el costo del parqueadero supera los USD 4. La mayoría no está de acuerdo con el precio".

Andrew O'Brian, director de Quiport, aseguró que se estudiará conjuntamente con UrbanPark la posibilidad de modificar la tarifa del parqueadero. Esto todavía no sucede. Se pronunció sobre el tema, el jueves pasado, tras la evaluación de los seis meses de operación del aeropuerto.

Sobre los controles para evitar que se estacionen en los costados del conector Alpachaca, algo que no está permitido, Quiport afirmó que es competencia de las autoridades encargadas del tránsito.

Desde el próximo mes, según el alcalde Augusto Barrera, estas competencias estarán a cargo solo de la Agencia Metropolitana de Control de Tránsito. Sus agentes serán los encargados de multar a los vehículos mal estacionados con una sanción económica USD 159.

María Sarmiento llegó, esa noche, a recoger a una prima que regresaba de EE.UU. Estaba previsto para las 23:00. Como no conocían el aeropuerto decidieron estacionar el carro sobre la vía y bajarse a tomar fotos. Esperaron la llamada para ingresar. Así lo hicieron.

Nuevas propuestas de parqueo

Quiport planteó para estas vacaciones, la posibilidad que los viajeros dejen sus autos estacionados de viernes a domingo o de viernes a lunes por un costos de USD 25 a 30. Esto inició el 2 de agosto y durará hasta el 16 de septiembre.

La concesionaria no descarta tener otras promociones por temporadas de viaje.

Los moradores de las parroquias aledañas a la terminal aérea están transformando sus parcelas en estacionamientos tarifados. Los precios fluctúan entre USD 8 y 10 por las 24 horas. Ofrecen seguridad y hasta lavado del vehículo.

Califique
2
( votos)