Tiempo de lectura: 4' 34'' No. de palabras: 744

El objetivo de implementar nuevos sistemas, equipos e instrumentos en el nuevo Aeropuerto Mariscal Sucre es para mejorar los niveles de visibilidad de los pilotos. Además, facilitar la operación aérea en condiciones climáticas complejas.

Por ejemplo, en la pista de Tababela se instalaron dos radiofaros omnidireccionales de muy alta frecuencia (VOR, por sus siglas en inglés). Se encuentran en la cabecera norte y sur de la pista. Estas son radioayudas que permiten establecer referencias electrónicas a las aeronaves tanto para los despegues como para los aterrizajes por ambas pistas. En el antiguo aeropuerto únicamente había un VOR ubicado en la cabecera sur.

Los efectos climáticos son los principales factores de cierre de operaciones en los aeropuertos o suspensión de vuelos. Los esfuerzos de la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) se enfocan en minimizar estos inconvenientes y generar los reportes a la tripulación con precisión.

Los tres primeros meses de operación en el aeropuerto generaron molestias en los usuarios. La temporada de lluvias provocó cierres seguidos en horas de la mañana, esto afectó el itinerario de vuelo de todo el día, especialmente a los vuelos nacionales.

Actualmente en la temporada seca, los inconvenientes se dan por la intensidad de los vientos que generan turbulencias. Sin embargo, por estas condiciones no se han registrado cierres de operaciones.

Para conocer al minuto las condiciones del clima se instalaron visibilímetros que son sensores de tiempo presente. Sirven para medir automáticamente las condiciones del clima como la visibilidad en el aire a través de las partículas existentes como el polvo, emisiones de gas, niebla, lluvia, nieve, etc.). Este sistema también es nuevo, no había en la antigua terminal aérea. Adicionalmente, opera el sistema Wiifs que permite obtener toda la información de vientos en altura y temperatura.

Walter Estrella, técnico de la Dependencia de Meteorología de la DGAC en Tababela, comentó que toda esta información se condensa, codifica y emite en un informe vía telecomunicaciones que son servidores o computadores que lo tienen en paralelo con la torre de control, meteorología, las compañías aéreas y los aeropuertos en todo el mundo para que sepan las condiciones que tenemos en Quito y si se puede operar o no tanto en el aterrizaje como en el despegue.

Los reportes se realizan cada media hora. Este se denomina Metar y es el reporte estándar internacional del formato del código utilizado para emitir informes de las observaciones meteorológicas en los aeródromos que se realizada periódicamente. "Pero cuando se presentan condiciones se emiten reportes especiales que informan las condiciones del aeropuerto para que se den los procedimientos de baja visibilidad o restringidos o simplemente se cierre el aeropuerto", explicó.

El uso de información satelital también se implementó en las operaciones de Tababela. Anteriormente la información meteorológica se revisaba en Internet. Ahora el departamento de Meteorología cuenta una antena satelital propia para receptar imágenes independientes.

La DGAC, informó que actualmente se realizan estudios para la implementación de un nuevo Sistema de Aterrizaje Instrumental (ILS, por sus siglas en inglés) llamado CAT II. Esto permitirá reducir más los rangos de visibilidad para la operación de las aproximaciones en los aterrizajes y salidas.

En junio, los rangos de visibilidad se redujeron de 1 500 a 900 metros para los aterrizajes y a 550 metros para las salidas.

Hugo Mejía, controlador de tránsito aéreo, explicó que las operaciones de parqueo de las aeronaves son coordinadas con la concesionaria Quiport. La asignación de los espacios depende del administrador aeroportuario que emite la información a la torre de control.

"En las pantallas recibimos la información de la ubicación de las aeronaves. Nosotros coordinamos aterrizajes, despegues y rodajes de los aviones también dentro de la terminal aérea".

Las operaciones.

  • Los reportes.  Cuando hay vientos cruzados que dificultan las operaciones, los pilotos son los que deciden aterrizar o despegar de Tababela. Un aeropuerto no cierra sus operaciones por condiciones de vientos fuertes.
  • Temporada seca.  En el Mariscal Sucre se han presentado vientos de hasta 32 nudos (un nudo equivale a 0,5 metros por segundo) de intensidad. Según el pronóstico del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología, en el mes de agosto seguirán los vientos en todo el Distrito.
Califique
2
( votos)