Tiempo de lectura: 2' 51'' No. de palabras: 466

En las elecciones de febrero del 2013 los ecuatorianos elegirán a un total de 138 autoridades. Se trata de un Presidente, un Vicepresidente y 136 asambleístas.

En comparación al 2009, esta vez el país escogerá a 12 legisladores más. Esto significará una inversión anual promedio de USD 820 000 para el Estado, en lo que se refiere a los sueldos de los diputados. A este rubro se sumarán los gastos por las remuneraciones que recibirán sus asesores. Este incremento de autoridades se determinó luego que el Censo de Población y Vivienda del 2010, que reveló un mayor número de habitantes.

Además, en esas elecciones entrará en vigencia el Código de la Democracia, que fue aprobado en el 2009 y modificado en febrero de este año, mediante un veto parcial del presidente Rafael Correa. Esta normativa plantea un nuevo sistema de circunscripción territorial, que implicará una nueva división electoral.

En los comicios del 2009, para elegir a los asambleístas provinciales, existieron 24 distritos, pues cada provincia constituía uno. Sin embargo, en las próximas elecciones existirán 29 distritos. El motivo: las tres provincias con mayor números de habitantes se subdividirán, para evitar la concentración de los candidatos en las grandes ciudades.

Así, Guayas tendrá cuatro distritos; Pichincha tres y Manabí dos.

Esta división de las tres provincias más grandes del país dependerá del Consejo Nacional Electoral (CNE). El vocal Juan Pablo Pozo dice que es la primera vez que se va aplicar una división de circunscripciones territoriales, de acuerdo al número de habitantes y de asambleístas a elegir.

Sostiene que el objetivo es que exista una mejor representación, pues recuerda que en anteriores procesos los representes de Pichincha y Guayas eran en su mayoría de Quito y Guayaquil. “No se garantizaba una representación”.

Esta nueva división implicará que los ciudadanos de esas provincias no voten por todos los candidatos, sino solo por los que pertenecen a su distrito.

En este marco, el asambleísta César Montúfar sostiene que la definición de los distritos electorales deberá ser elaborada con un criterio técnico, obedeciendo a situaciones demográficas y no políticas. “El CNE deberá establecer los criterios demográficos que se van a utilizar para el trazado”, dijo, pues sostiene que esta división es clave para los procesos electorales en las tres provincias, que son las más pobladas y que agrupan a un 50% del total del electorado.

Pozo dice que la definición de estos distritos electorales será técnica y que estaría finalizada en dos meses. Sostuvo que se realizarán visitas a las provincias para socializar el proceso.

PARA VER LA INFOGRAFÍA MÁS GRANDE HAGA CLIC AQUÍ

imagen

Califique
2
( votos)