Tiempo de lectura: 4' 14'' No. de palabras: 690

Entrevista a Lucía Lemos / Decana Facultad de Comunicación de la Universidad Católica

¿Cómo mira la propuesta oficialista de subsidiar el sueldo a los periodistas de los medios pequeños que no puedan cubrir el salario base establecido por el Gobierno?

Es un arma de doble filo. En principio se puede pensar que está bien que los periodistas seamos mejor remunerados, esa es una propuesta aceptable. Sin embargo, por otro lado, me preocupa que sea una medida más de control, otra cortapisa.

¿Por qué sería una nueva herramienta de control desde la esfera del Gobierno?
Porque sabemos la posición del Gobierno. El Presidente dijo en España que la información debe ser otra función del Estado y si siente que nos está pagando, imagine el control que podría ejercer. Se corre el riesgo de que aquellos comunicadores que escriban contra el Gobierno sean despedidos. En principio el sueldo depende del medio, pero si habría un control más político del Estado tenemos que reflexionar antes de ponernos felices.

¿Por qué el Gobierno regula el sueldo de los periodistas y no de otros profesionales? ¿Hubo un direccionamiento en esa medida?
Por temor. Porque los periodistas somos los que denunciamos y damos a conocer a la opinión pública lo que está pasando. Una de nuestras funciones es investigar, antes de dar una información. No es culpa de los periodistas que haya un señor Duzac ni una valija diplomática con droga. Se piensa que si se calla a los periodistas, la gente no sabrá lo que está pasando en el país. Somos un peligro para el Gobierno.

¿Qué sucedería si un periodista subsidiado por el Régimen descubriera una irregularidad luego de una investigación?
No la hará pública porque habría temor. Además, se podría generar una autocensura, no por ética. Tenemos que tender a la autorregulación, que no es lo mismo que la autocensura. Ahora, si el periodista piensa que no le van a pagar habrá más temor antes de difundir ese tipo de información. ¿Cómo distinguiremos un medio privado del medio gubernamental? Este sería un país totalitario en donde solo se enseñe la parte positiva.

Esta propuesta del Presidente se lanza en medio de la campaña. ¿Considera que hay un trasfondo político?
Es un abalorio que puede confundir a los periodistas. Algunos dirán que si el Presidente sigue, nos van a pagar mejor. Sí tiene un trasfondo político porque se tendrá la perspectiva de que con otro mandatario no habrá este sueldo. 817 dólares tampoco es la gran cosa para el trabajo que hacemos los periodistas.

¿Un mejor sueldo dignificaría a la profesión?
Es un anuncio a manera de globo de ensayo. Pienso que la dignificación del periodista está en asumir la profesión con orgullo y en que cumplamos con ética nuestra función.

¿Qué pasaría si el Estado concretaría esta propuesta, el periodista sería un burócrata más?
Exacto. Hay que ver qué dirían los gremios y los colegios de periodistas, las facultades de comunicación y los docentes. Vamos a preparar a nuestros estudiantes para que trabajen para el Gobierno…

¿Con esta propuesta del Gobierno y al haber puesto en debate la remuneración salarial se topó un tema sensible para los medios?
Es un tema sensible. Conocemos que hay periodistas que no están siendo bien remunerados. Todos tenemos que comer y una familia que mantener. Hay que ver qué sucede, por ahora es solo una idea lanzada por el Presidente. Hay que tratarla con pinzas. Deberán intervenir los gremios y habrá que reflexionar sobre la remuneración de los comunicadores. Si no hubiera salarios tan bajos, esto pasaría como algo sin importancia, pero no es así.


Hoja de vida
Su trayectoria.  Es periodista, doctora en Literatura. Actualmente es la Decana de la Facultad de Comunicación, Lingüística y Literatura de la Pontificia Universidad Católica de Quito. También ejerce la docencia.

Califique
2
( votos)