Tiempo de lectura: 2' 1'' No. de palabras: 312

Por unanimidad, con 94 votos a favor de igual número de legisladores presentes, se aprobó la Ley Orgánica de Discapacidades, la tarde de ayer. El Ejecutivo tendrá 30 días para vetar el texto, trabajado en la comisión, dirigida por María Cristina Kronfle, de Madera de Guerrero.

La legisladora, al final de sesión, aseguró sentirse optimista y señaló que espera que el Presidente de la República no vete la Ley, ya que durante el desarrollo de la propuesta contaron con el apoyo de técnicos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

En el proyecto se establece que el Estado garantizará a las personas con discapacidad el derecho al seguro social voluntario, sin restricción y sin el requisito de un examen previo. Además, quienes acrediten 300 aportaciones sin límite de edad tendrán acceso a una pensión igual al 68,75% del promedio de los cinco años de mejor remuneración básica unificada de aportación.

También, quienes tienen algún tipo de discapacidad intelectual tendrán un régimen especial y podrán jubilarse por vejez con 240 aportaciones.

Kronfle acogió la sugerencia de la legisladora Betty Amores, quien tiene una hija con síndrome de Down. Ella propuso que en las escuelas existan planes de adaptación curricular, para que sean verdaderamente incluyentes. Además la Ley establecerá un pedido a los medios de comunicación, para que brinden un espacio para que este sector (en el país hay 1 700 000 ciudadanos con discapacidad) tenga espacio para exponer su situación.

Minutos antes de la votación, el presidente Fernando Cordero criticó una supuesta ausencia de los medios en la votación de una Ley tan importante. Luego se percató de que en la zona de prensa se encontraban reporteros de medios escritos pero ninguno de la televisión ni siquiera pública.

Califique
2
( votos)