Tiempo de lectura: 2' 58'' No. de palabras: 469

Los Gobiernos de Colombia y Ecuador llegaron finalmente a un acuerdo para resolver el problema de las fumigaciones de cultivos ilícitos en la frontera sin necesidad que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya intervenga, anunció hoy el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

Según Santos, Ecuador entregó hoy en La Haya la carta en donde desiste de la demanda contra Colombia y su Gobierno aceptó ese documento.

El presidente agregó que el agente ecuatoriano ante la CIJ y su par colombiano se reunieron hoy con el presidente de ese tribunal internacional y en esa cita, dijo, "Ecuador está entregando la carta en donde desiste de la demanda que había puesto contra Colombia por el asunto de las aspersiones en la frontera y Colombia está aceptando esa desistencia".

El jefe de Estado hizo el anuncio en Bogotá al acudir a la Corte Constitucional para demandar ante ese tribunal el Pacto de Bogotá que reconoce la jurisdicción de la CIJ en el litigio que el país tiene por los límites marítimos con Nicaragua.

"Es una buena noticia para la diplomacia, una buena noticia para Colombia una buena noticia para nuestras relaciones con Ecuador y nuestras relaciones regionales, entre menos pleitos tengamos mejores serán las relaciones", dijo el presidente.

Ecuador había presentado en 2008 una demanda ante la Corte de La Haya por los efectos que las fumigaciones realizadas por Colombia entre 2000 y 2007 tenían sobre su territorio y su gente.

El pasado 24 de agosto, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo que los dos países ultimaban un acuerdo para poner fin a esa demanda y aseguró que dicho arreglo estaba "prácticamente concretado".

"Quiero agradecerle nuevamente al presidente Correa, lo hice vía telefónica, su buena disposición y su buena voluntad para que lográramos lo que hoy estamos protocolizando en la Corte Internacional de Justicia", dijo el presidente.

Santos agregó: "Creo que con el acto de hoy no tenemos ningunos pleitos ante la Corte y esperamos no tener más pleitos ante la Corte Internacional de Justicia en el futuro".

El mandatario colombiano no dio detalles de las condiciones acordadas con Ecuador, pero Correa había anticipado que, entre otras cosas, el acuerdo establece que Colombia debe avisar si la fumigación se efectúa en una franja de seguridad de diez kilómetros en su territorio, desde la línea divisoria.

El acuerdo también incluye que los aviones colombianos no podrán fumigar desde una altura superior a los 40 metros si entran en la zona de seguridad para evitar que el herbicida, por efecto del viento, llegue a zonas ecuatorianas.

Además, las autoridades colombianas pagarán los gastos de Ecuador en abogados en La Haya, según explicó Correa en su momento.  



Califique
2
( votos)