Tiempo de lectura: 4' 13'' No. de palabras: 686

Los gremios periodísticos en Guayas están en crisis. Malas administraciones y la implementación de la afiliación voluntaria son algunas de las causas que los pusieron en terapia intensiva.

El miércoles pasado, durante las marchas por el Día del Trabajo, quedó demostrado su escaso poder de convocatoria. 19 agremiados al Colegio de Periodistas del Guayas (CPG), extensión de la Unión Nacional de Periodistas (UNP) en la provincia, marchaban por el centro de Guayaquil.

En un pizarrón ubicado a la entrada del edificio donde funciona su sede, en Nueve de Octubre y Rumichaca (centro), consta en letras mayúsculas: 'Deudores alícuotas: Colegio Periodistas 25 meses'. El presidente del gremio, Martín Villegas, calcula que eso significa alrededor de unos USD 2 500.

Pero ese no es el único apuro de la institución. También debe cancelar USD 2 400 de energía eléctrica, USD 840 de agua potable y USD 14 890 por concepto de aportes patronales pendientes al Instituto de Seguridad Social (IESS). Este último rubro casi le cuesta el embargo de la sede.

Villegas sostuvo que las deudas son la herencia del anterior presidente, Édgar Cedeño (removido el 5 de marzo pasado). Actualmente, la Fiscalía investiga el manejo de fondos durante sus siete años al frente del gremio.

Por eso, ayer, tenían planeado realizar un bingo para recaudar fondos. La meta es pagar la primera cuota al IESS: USD 3 730. "Luego de esto vamos a recuperar el prestigio de la institución", expresó Villegas, cuya experiencia se remonta a las relaciones públicas del sindicato de choferes. Actualmente divide sus días entre el Colegio y su función administrativa en una entidad pública.

Cedeño espera captar nuevos socios en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Guayaquil. En cambio, el presidente de la UNP núcleo Guayas, Washington Vizuete, descarta una campaña para captar afiliaciones.

Él es docente a tiempo completo de la Universidad Estatal de Milagro desde hace siete años. Tiene una maestría en pedagogía y un diplomado en periodismo audiovisual. Conversa que su experiencia profesional fue en radios como: Latina, CRE, Atalaya, Majestad de Quito, Senacom Radio, la desaparecida radio Tricolor y Élite.

En los últimos cuatro meses, la UNP Guayas registró 11 nuevos afiliados. Para Vizuete eso es suficiente. Según el dirigente, ofertan capacitaciones para periodistas.

El jueves pasado, este Diario dialogó con 11 estudiantes de Periodismo de la Universidad Casa Grande, ubicada en el norte de Guayaquil. Solo cuatro conocían la existencia de los gremios en Guayas; pero ignoraban sus nombres.

Diez de ellos respondieron que no está en sus planes afiliarse a alguno luego de la graduación. "Yo no he escuchado que tengan algún tipo de actividades, por eso no sabemos a qué se dedican o cuál es su finalidad", dijo Prisilla Jácome, de segundo año de la carrera.

Efraín Luna, director de la licenciatura en Periodismo en la Universidad Católica de Guayaquil, encasilla la labor de estos gremios como la de un club social. "Yo tengo un problema de discapacidad y como no juego fútbol, no sabía qué hacer en el Colegio de Periodistas. No había actividades académicas o de otros tipos. La mayoría se reunía para bailar los fines de semana y para jugar fútbol en algún lado", relató el académico.

Luna considera necesario que "los verdaderos periodistas nos citemos para sacar adelante el gremio de una manera seria, correcta y no buscando solamente crear entes sociales". Sin embargo, acepta que es una tarea difícil.

Según el catedrático, hace cinco años los gremios periodísticos tenían mayor influencia. En cambio, Henry Raad, ex gerente de diario El Telégrafo, sostiene que no han trascendido. Para Raad, los comunicadores deberían preguntarse primero quién quiere ser elegido directivo. "Porque para elegir a alguien como directivo lo primero que uno tiene que preguntar es eso. Creo que nadie quiere tener ese perfil". Tanto el CPG como la UNP-Guayas tendrán elecciones en diciembre próximo.

Califique
2
( votos)