Tiempo de lectura: 5' 47'' No. de palabras: 945

Juan Falconi Puig tuvo un día copado de reuniones privadas ayer en Guayaquil. El lunes, el canciller Ricardo Patiño lo confirmó como el nuevo embajador del Ecuador en el Reino Unido.

Así, Falconi dejará su oficina en el Edificio La Previsora, ubicada en el centro de Guayaquil, por la Embajada ecuatoriana en Inglaterra. Con el cambio, pasará de la polémica local a embarcarse en la internacional debido a que su huésped: el 'hacker' Julián Assange, sigue peleando por el salvoconducto que le traiga a Ecuador como asilado político.

El flamante Embajador es un político de vieja data. Militó en Izquierda Democrática y fue ministro de Industrias en la segunda etapa del gobierno del presidente Rodrigo Borja. Además acompañó a Jamil Mahuad como superministro de la Producción. Fue en los meses finales de su gestión.

El fin de ese gobierno no marcó el fin de su carrera. Su participación como Superintendente de Bancos (2000-2002) lo puso en el centro de la polémica. Falconi fue llamado a juicio político por el PRE por presunto peculado bancario en el caso de la fusión entre el Filanbanco y La Previsora; además de su cierre posterior.

En los años posteriores, la familia Isaías, propietaria de Filanbanco, utilizó su poder mediático para atacar a su eterno enemigo.

En el 2008, la Primera Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia consideró que él y Jorge Guzmán, también exsuperintendente de Bancos, no ejercieron su labor de control. Según los magistrados, los ex funcionarios no habían regulado el cumplimiento de las normas y de esa fusión, lo que derivó en su cierre definitivo por problemas de liquidez.

Pero al año siguiente, la Corte Constitucional ordenó a la Primera Sala la amnistía a los ex funcionarios. El pedido nació de la Asamblea Constituyente, con mayoría de Alianza País, que tras su análisis, estableció que no se había asegurado "la imparcialidad de la justicia" en ese proceso Falconi.

En ese 2008, políticos como Freddy Bravo asegura que Falconi asesoró al Gobierno en el proceso de incautación de los canales de televisión, y otros bienes de la familia Isaías (propietaria de Filanbanco). Carlos Bravo, entonces gerente de la Agencia de Garantía de Depósitos, encargada de esa operación, fue abogado de Falconi en los años de la Superintendencia.

Ambas figuras, no obstante, negaron cualquier vinculación.

En el 2012, se despertó la vieja disputa con los Isaías, tras el deseo de Falconi de postularse a juez de la Corte Nacional de Justicia.

Quienes impugnaron su candidatura se centraron en el proceder de Falconi durante la crisis bancaria para intentar desaprobarlo. Se trató de los roldosistas Abdalá Bucaram Pulley y Fernando Rosero.

Falconi fue descalificado del concurso. "Sufro vergüenza ajena de saber que soy representado en la Gran Bretaña por ese señor", expresó Rosero ayer. Alegó que hay una contradicción con ese nombramiento, ya que el presidente Rafael Correa es un permanente crítico de la gestión de Mahuad.

"Falconi Puig durante todos estos años ha estado permanentemente visitando el Palacio de Carondelet. Él tiene como su amigo personal al doctor Alexis Mera (secretario jurídico de la Presidencia) y las visitas han sido periódicas, es un hombre cercano al Gobierno", expresa Rosero, sin precisar si esa supuesta cercanía le permitió llegar a la Embajada. Este Diario intentó entrevistar a Falconi, pero él alegó problemas de agenda.

En octubre pasado, Falconi formó parte de la plantilla de expositores de la Feria Internacional del Libro de Guayaquil 2012, organizada por el Ministerio de Cultura. El tema de su disertación fue el feriado bancario de 1999.

En YouTube, la Cartera de Estado recoge una entrevista con Falconi después de su intervención en la feria. "Si no llegaba un presidente como Rafael Correa nunca se hubieran dado las incautaciones, nunca se hubieran avanzado los juicios al nivel que han llegado. Pero eso a su vez es apenas algo de lo poco que se ha podido hacer en la línea de recuperar lo que se han llevado los banqueros que viven como reyezuelos en Miami".


Político de larga data

En el 2005  el entonces vicepresidente de noticias de TC Televisión, Rafael Cuesta, lo acusó de supuesto atentado contra su vida. En respuesta, el abogado respondió con otra denuncia por el mismo cargo en su contra.

Según Cuesta, Falconi le había golpeado el capó y parabrisas mientras estaba dentro de su auto. En cambio, el ex Superintendente de Bancos lo acusó de intentar atropellarlo.

El año pasado,  Rosero sostuvo que Falconi no podía ser juez por no haber ejercido con "probidad notoria" la profesión.

Falconi contestó, mediante un comunicado, que el ex candidato presidencial del PRE era "de oscuro pasado" y cuestionó su actuación en la Comisión del Congreso Nacional que investigaba casos de narcotráfico.

En el 2008,  se lo vinculó con Carlos Bravo, quien desde la gerencia de la Agencia de Garantías de Depósitos ordenó la incautación de los medios de comunicación del grupo Isaías.

Bravo había  sido abogado del ex superintendente de bancos en el juicio por la fusión de La Previsora y Filanbanco. Ambos negaron su vinculación.


Hoja de vida

Su trayectoria Fue Secretario Municipal (1976), Ministro de Industrias, Comercio, Integración y Pesca (1991), Ministro, Superministro de la Producción (1999) y Presidente de la CFN (1999).

En el 2000 presidió el Comexi y también fue Superintendente de Bancos..

Califique
2
( votos)